Debilitar a Rusia, el objetivo de EE UU

Vladímir Putin, presidente de Rusia. / Archivo.
Vladímir Putin, presidente de Rusia. / Archivo.
Las declaraciones del jefe del Pentágono apuntan a que Washington tiene una visión distinta sobre Moscú y sus motivos para ayudar a Ucrania.
Debilitar a Rusia, el objetivo de EE UU

La invasión de Ucrania tras dos meses de haber comenzado ha dejado varias resoluciones a la vista. Aunque se esperaba que con su poder en fuerza y maquinaria Moscú arrasara con Kiev, lo cierto es que han tenido que cambiar de estrategia para concentrarse en la zona más cercana a su frontera. La Unión Europea y EE UU no han querido enviar soldados a la zona de guerra, pero han apoyado a Ucrania enviando miles de millones en armamento y se han ocupado de ahogar a Rusia a nivel económico. 

Ahora y tras la visita de Lloyd Austin, secretario de Defensa estadounidense, a Kiev han empezado a salir a luz los próximos pasos estratégicos de EE UU en el territorio. Lo primero que se ha dado a conocer es que destinarán un gasto militar  millonario a Ucrania, pero también que planean abrir su embajada en el lugar y empezar a enviar el personal diplomático. Pero ahora existe curiosidad sobre la estrategia de Washington contra Moscú a raíz de unas recientes declaraciones del jefe del Pentágono.

Sin querer entrometerse de forma directa, lo que se busca lograr contra Rusia es el desgaste. Tras su visita a Kiev, Austin afirmó a los periodista que buscaba "ver a Rusia debilitada hasta el punto de que no pueda hacer el tipo de cosas que ha hecho al invadir Ucrania". Las afirmaciones del secretario de Defensa convergen con las aportaciones de un portavoz del Consejo de Seguridad de EE UU que afirmó a CNN que el objetivo de Washington es hacer de la invasión "un fracaso estratégico para Rusia".

"Queremos que Ucrania gane", expresó el portavoz. “Uno de nuestros objetivos ha sido limitar la capacidad de Rusia para volver a hacer algo como esto, como dijo el secretario Austin", agregó la fuente citada por el medio. "Por eso estamos armando a los ucranianos con equipo para que puedan defenderse de los ataques rusos, y por eso estamos usando sanciones y controles a las exportaciones que están directamente dirigidos a la industria de defensa de Rusia. Buscamos socavar el poder económico y militar de Rusia por amenazar y atacar a sus vecinos", explicó sobre la estrategia.

La estrategia de EE UU habría cambiado tras comprender que Putin no buscaba ningún acuerdo de paz y había empezado ha atacar a civiles. Además, las autoridades creen que Putin no se contentará con conseguir conquistar el Donbás y otras ciudades fronterizas como Mariúpol, ya lo demostró luego de haber anexado ilegalmente a Crimea en el 2014. Le bastaron esperar seis años para iniciar una nueva incursión armada contra Ucrania. 

Tras la masacre de Bucha, Washington ha tomado más en serio la necesidad de que Rusia no solo se vea debilitado en su economía y a nivel militar. "Ya ha perdido mucha capacidad militar", expresó Austin. Y mucho miembros de sus tropas, francamente. Y queremos que no puedan reproducir esa capacidad muy rápidamente".

Los pasos tanto de EE UU como de sus aliados han están siendo planeados con cuidado puesto que no quieren golpear la economía rusa de manera que dañe de forma colateral otros países y mucho menos buscan arrinconar a Putin de manera que termine imponiendo su fuerza nuclear. @mundiario

Debilitar a Rusia, el objetivo de EE UU