Buscar

MUNDIARIO

La debacle electoral de la socialdemocracia europea

La socialdemocracia europea es un referente en la política mundial, sobre todo, el denominado Estado de Bienestar fue un paradigma para muchos aquí, en las Américas.

La debacle electoral de la socialdemocracia europea
La familia socialdemócrata europea.
La familia socialdemócrata europea.

Firma

Renatto Bautista Rojas

Renatto Bautista Rojas

El autor, RENATTO BAUTISTA ROJAS, analista político y columnista de MUNDIARIO, entre otros medios, es licenciado en Ciencia Política por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Es Maestro en Gestión de Políticas Públicas por la Universidad Nacional Federico Villarreal (UNFV). Es autor de los libros Medios de comunicación y política en el siglo XXI. El poder tras bambalinas (2015) y A la luz de la sombra: De Bello Gallico (2018). @mundiario

La socialdemocracia europea es un referente en la política mundial, sobretodo, el denominado Estado de Bienestar fue un paradigma para muchos aquí, en las Américas. Pero, hoy observamos una debacle electoral de la socialdemocracia europea. Lo significativo es que en Europa surge la socialdemocracia, a fines del siglo XIX y tomó mucha fuerza luego de la Segunda Guerra Mundial. Haré un breve repaso electoral en los principales países europeos.

Alemania

El SPD (Partido Socialdemócrata Alemán) hoy es el segundo partido político y sufre una fuerte debacle electoral que ni ellos mismos se lo imaginaron en sus peores pesadillas políticas.

En la primera elección, tras la caída del nazismo, en el año 1949, el SPD y su candidato Kurt Schumacher obtuvieron el 29.1 por ciento de los votos, a menos de un punto porcentual del famoso Konrad Adennuer, líder de los socialcristianos del CDU/CSU.

Recién en el año 1969, el SPD toma el poder de mano, del también famoso,  Willy Brandt. Él obtuvo el 42.7 por ciento de los votos. Gobernó desde 1969 hasta 1974. El SPD mantuvo el poder, con Helmut Schmidt desde 1974 hasta 1982. En la primera elección (año 1976) que Schmidt compitió, él obtuvo 42.6 por ciento de los votos, mientras que en la siguiente elección (año 1980) obtuvo el 42.9 por ciento de los votos. Luego del largo gobierno del socialcristiano Kohl (muerto en junio del 2017), el SPD, en el año 1998, vuelve al poder de mano de Gerhard Schröeder. Él obtuvo el 40.9 por ciento de los votos. En la siguiente elección, año 2002, Schröeder mantuvo el poder con el 38.5 por ciento de los votos y gracias a una oportuna alianza parlamentaria con Los Verdes. Desde las elecciones del año 2005 hasta la última de elección, del presente año, Angela Merkel del CDU/CSU mantiene el poder, pero la debacle electoral del SPD es una constante. En la elección del 24 de setiembre del 2017, el SPD y su candidato Martín Schulz obtuvieron el magro 20.5  por ciento de los votos que es el peor resultado del SPD, desde la Segunda Guerra Mundial.

La última gran coalición (CDU/CSU con el SPD) fue la gran causante de la debacle electoral del SPD; sin duda, el consenso socialdemócrata alemán está en decadencia. Sumado al surgimiento del derechista Alternativa por Alemania (AfD) que le quitó votos al CDU/CSU.

Austria

Al igual que Alemania, los socialdemócratas austriacos (SPÖ) son un referente de la socialdemocracia europea. El SPÖ gobernó Austria, en largos períodos, desde el año 1970 hasta el año 2000 y volvieron al poder en el año 2007 hasta nuestros días; es decir, desde el término de la Segunda Guerra Mundial, han gobernado 40 años de los 72 años de vida de la democracia austriaca.

En la elección del último domingo 15 de octubre del 2017, el SPÖ quedó en segundo lugar y obtuvo un magro 26.9 por ciento de los votos. El gran ganador fue el joven derechista Sebastián Kurz, de 31 años, líder del ÖVP (Partido Popular Austriaco). El ÖVP, es el partido tradicional de la derecha austriaca, junto con el SPÖ se han alternado el poder desde la caída del nazismo. El tercer lugar fue para el partido FPÖ que es un partido más hacia la derecha que el ÖVP y se caracteriza por un discurso nacionalista y anti inmigrantes islámicos.

El ÖVP obtuvo 62 escaños (15 asientos más que la elección del año 2013), el SPÖ obtuvo 52 escaños (igual que en la pasada elección) y el FPÖ obtuvo 51 escaños (11 asientos más que la elección del año 2013); sin duda alguna, el FPÖ será el partido que determine la nueva formación de gobierno porque se necesita 92 escaños para formar gobierno en Austria. Lo lógico es que el joven derechista Kurz lo logré, pero el SPÖ no descarta formar una alianza con los derechistas del FPÖ. Pronto, veremos si Kurz se impone o el SPÖ se mantiene.

España

El famoso PSOE (Partido Socialista Obrero Español) es otro partido socialdemócrata que está en una debacle electoral. Volvieron al poder, luego de la Guerra Civil (1936-1939), en el año 1982 bajo el liderazgo de Felipe González. El PSOE obtuvo el 48.11 por ciento de los votos, González retuvo el poder hasta la elección del año 1996. Luego de los 8 años de gobierno del derechista José María Aznar, el PSOE vuelve al poder, en las elecciones del 2004, bajo el liderazgo de José Luis Rodríguez Zapatero (infatigable amigo del dictador socialista Maduro). En dicha lid electoral, el PSOE   obtuvo EL 42.59 por ciento de los votos y ganaron la reelección, del año 2008, con el 43.87 por ciento de los votos. Tras la grave crisis económica del año 2008 y los subsiguientes errores económicos de la gestión de Rodríguez Zapatero, la derecha española vuelve al poder, bajo el liderazgo del timorato Mariano Rajoy (sí, el mismo que no hace nada contra los golpistas separatistas comandados por Puigdemont y Junqueras).

Volviendo con el PSOE, bajo el liderazgo de Pedro Sánchez, ellos obtuvieron en las elecciones del 2015 (22.01%) y 2016 (22.63%) los peores resultados de los socialdemócratas españoles; sin duda, el surgimiento de Podemos como otra fuerza política izquierdista española, resta muchos votos al PSOE que, hasta el año 2015, eran el único partido que hegemonizaba al elector del centro izquierda a la izquierda.

Francia

El Partido Socialista Francés (PSF), partido hermano de los socialdemócratas alemanes y austríacos, ha sufrido una terrible debacle electoral. Muy lejos queda el primer triunfo electoral (año 1981) de François Mitterrand. En la 1° vuelta, se impuso con el 25.86 por ciento de los votos y en la 2° vuelta ganó con el 51.76 por ciento de los votos. En la siguiente elección (año 1988) Mitterrand gana en 2° vuelta, con el 54.02 por ciento de los votos. El PSF vuelve al poder, de mano, de François Hollande, en el año 2012, obteniendo el 28.63 por ciento de los votos, en la 1° vuelta, y 51.64 por ciento de los votos, en la 2° vuelta. En la última elección presidencial, realizada el 23 de abril, el PSF quedó en quinto lugar y con un magro 6.36 por ciento de los votos.

El mediocre gobierno de Hollande más la consolidación electoral del Frente Nacional de Marine Le Pen y el surgimiento de Emmanuel Macron redujeron al PSF a su peor resultado electoral desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Holanda

Al igual que el caso del Partido Socialista Francés, sus compañeros socialdemócratas del Partido del Trabajo (PvdA) están en una debacle electoral.

En la elección del 15 de marzo del 2017, el PvdA quedó en séptimo lugar y obtuvo el 5.7 por ciento de los votos que representa 9 escaños de 150 escaños en total. En la anterior elección, del año 2012, el PvdA fue la segunda fuerza parlamentaria gracias al 24.8 por ciento de los votos que le valieron tener 38 escaños.

La debacle del PvdA se debe a la formación de la denominada Gran coalición holandesa (formación de gobierno con el derechista Partido Popular) en la legislatura del año 2012, sumado a la consolidación del Partido por la Libertad del derechista Wilders y la crecida electoral de dos partidos más hacia la izquierda del PvdA que son la Izquierda Verde de Klaver y los Socialistas de Roemer.

Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda de Norte

Como todos sabemos, el Partido Laborista es el partido socialdemócrata británico.

Hoy están liderados por el izquierdista Jeremy Corbyn (otro amigo del dictador socialista Maduro; sin duda, es un Rodríguez Zapatero británico). En la elección del 8 de junio del 2017, Corbyn obtiene el 40 por ciento de los votos, a menos de un millón de votos de la derechista Theresa May. May fue quien obtuvo más votos, pero no pudo mantener la mayoría absoluta del partido Conservador; por lo cual, formó una alianza parlamentaria con el Partido Unionista Democrático que es fuerte en la Irlanda de Norte.

En el caso británico, no puedo decir que es una debacle electoral y no lo es porque no hay otro partido más hacia la izquierda que el Laborista. Si en Reino Unido, existiera un Podemos, sería muy probable, que la nueva formación le restaría muchos votos. Para la suerte de Corbyn, él hegemoniza el voto del centro izquierda hacia la izquierda. Sumado a que May fue una pésima candidata y no se puede comparar con la inmortal Margaret Thatcher.  

¿Dónde siguen en el poder los socialdemócratas europeos?

Siguen en el poder, en Suecia, donde es su tradicional bastión europeo, pero cada día toma más fuerza los derechistas y nacionalistas del SD (Demócratas del Suecia).

En Portugal, los Socialistas están en el poder gracias a una alianza parlamentaria con los comunistas y bloquistas.  Aparte de estos dos países, los socialdemócratas gobiernan -en solitario- en la Eslovaquia, Montenegro, República Checa y Rumania. Los socialdemócratas gobiernan –en coalición- en Italia, Lituania y Suiza.

La debacle electoral de la socialdemocracia europea se debe a la consolidación de partidos de corte derechista y nacionalista (Frente Nacional en Francia y Partido por la Libertad en Holanda), a los malos resultados económicos en sus últimos gobiernos (el mayor ejemplo fue en Grecia bajo los gobiernos socialdemócratas del PASOK) y a un discurso pro refugiados musulmanes porque el elector europeo ve con temor la llegada de miles de miles de personas que representan a otra civilización (la de la media luna) porque –bien o mal- nuestra civilización Occidental se apoya en los valores y tradiciones del judaísmo y cristianismo.

La defensa de la civilización debería ser entendida por los socialdemócratas porque ellos viven en un mundo de libertad y democracia que es posible gracias a nuestra cultura judeocristiana, lo cual, jamás sería viable con la civilización de la media luna.

No me atrevo a decir que ellos (la socialdemocracia europea) están derrotados definitivamente o muertos porque en política no hay cadáveres, pero están obligados a rectificar si pretenden llegar a ser gobierno, en el siglo XXII. Veremos que sucede en los próximos lustros. @mundiario