El currículum de Mike Pence revela serias incongruencias con Donald Trump

Mike Pence.
Mike Pence.

El elegido candidato a la vicepresidencia del Partido Republicano tiene una amplia carrera en la política. Sin embargo, muchas de sus decisiones pasadas son incompatibles con el proyecto de Trump.

El currículum de Mike Pence revela serias incongruencias con Donald Trump

La elección de Mike Pence como compañero de fórmula de Donald Trump dejó a muchos sorprendidos, considerando primeramente que Pence es alguien más bien desconocido para el círculo íntimo del empresario. Pese a que la decisión fue apurada e influenciada por Paul Manafort, jefe de campaña de Trump, los recelos que se perciben en los despachos del magnate tienen serios fundamentos.

Vale considerar que el principal argumento del que se valió Manafort para convencer a su cliente de su elección, es que Pence es una figura con nombre propio dentro de la élite del Partido Republicano. Tener a su lado a alguien influyente en los altos cargos del partido puede ayudar a Trump a ganar la simpatía de los mismos, pese a que él mismo haya manifestado que le tenía sin cuidado tener o no la bendición de aquellos que se niegan a aceptar que él les representará en las elecciones presidenciales. Pence se cierne como uno de los últimos cartuchos del equipo de campaña de Trump para convencer de sus buenas intenciones a quienes mueven los hilos del partido. No obstante, al repasar el historial del gobernador de Indiana se descubre a un hombre que tiene muy poco que ver con el que será su cabeza en caso de ganar la Presidencia.

De entrada, Pence arremetió contra la medida propuesta por Trump de prohibir a los musulmanes entrar a Estados Unidos, así como apoyar proyectos económicos de manera pública, los cuales el empresario estimaba que afectaban directamente a la clase media. El temperamento del experimentado conservador contrasta directamente con el temerario proceder del que ocuparía la Casa Blanca tras los comicios de noviembre.

El proyecto de la Ley de la Libertad

Un capítulo especialmente llamativo en la historia de Pence es el proyecto del Acto de la Restauración de la Libertad Religiosa. En 2015, el gobernador de 57 años encabezó dicho proyecto de ley, el cual prohibió al estado quebrantar cualquier canon religioso a no ser que fuera necesario. Los más importantes líderes conservadores de Indiana, estado del que él es conservador, aseguraron que la medida era necesaria para protegerse de la disposición de la Corte Suprema de los Estados Unidos de legalizar el matrimonio homosexual. Los críticos, sin embargo, expresaron que la ley tan sólo propiciaría la discriminación a la comunidad LGBT. 

La ley le trajo duras consecuencias. Una de las primeras fue que muchos empresarios importantes amenazaron con retirar sus inversiones del estado. De igual forma, The Indianapolis Star, uno de los diarios más prestigiosos del estado, publicaron una portada en alusión directa a su gobernador y su discriminatoria disposición legal. Arregle esto ahora

Aun bajo presión, ni Pence ni sus más cercanos asesores dieron su brazo a torcer. Como respuesta a las secuelas de su ley, se limitaron a comprometerse a luchar por que la misma no fuera usada para discriminar a nadie de sus derechos civiles. La maniobra tampoco le trajo más apoyo pues las élites conservadoras la entendieron como una traición a sus principios y una muestra de falta de carácter para imponer su autoridad. 

No obstante, Pence logró abrirse paso en la Cámara de Representantes, en la cual sirvió desde el 2000 hasta 2012. En 2009 alcanzó la presidencia de la Conferencia Republicana, nada menos que el tercer puesto en la jerarquía del partido. Con todo y que muchos le catalogaban como un hombre con impresionante potencial, lo cierto es que mientras servía en la cámara le dio la espalda a su propio partido.

Sin ningún pudor, Pence siempre se mostró opuesto a los intereses de sus propios camaradas. Entre otras cosas, desechó el proyecto de salud pública de George W. Bush, así como el programa No Child Left Behind Act. A su palmarés se agregar el haber promovido un programa de trabajo temporal, el cual desató la ira de sus colegas conservadores. La propuesta del proyecto era que personas de todo el mundo podrían enviar su hoja de vida desde su país de origen y ser puestos en contacto con potenciales empleadores. El proyecto a la larga no sería aprobado.

El apoyo a Ted Cruz en las primarias

Como fuerte conservador que es, Pence mismo no se sintió a gusto nunca con la idea de tener a Trump representándole en las elecciones primarias. El gobernador de Indiana apoyó en su momento a Ted Cruz en las elecciones primarias antes de que éste decidiera retirarse de la competencia. "No estoy en contra de nadie, pero voy a votar por Ted Cruz en las primarias", manifestó Pence previo a las elecciones interinas del partido en su estado. Cruz se impondría en dichos comicios. 

Mike Pence fue anunciado por Donald Trump como su compañero de fórmula para la presidencia y vicepresidencia. El magnate hubiera preferido tener a alguien cercano y conocido, pero su equipo de campaña le apremió a buscar y elegir a alguien que pueda ayudarle a ganarse el favor de la élite del partido. Pese a que al empresario le importa poco o nada la opinión de sus desertores, los rumores de que un amplio grupo de delegados busca sabotear su nominación en la convención del partido pudo haber hecho eco y agudizado los temores de los asesores.

De momento, Pence no ha dicho nada ante los medios. La mayoría de norteamericanos, según estudios de opinión, le consideran un desconocido. Nuevamente, a los consejeros más cercanos a Trump eso no les importa. El objetivo es claro: hay que ganar el partido antes de ganar el país. @hmorales_gt

El currículum de Mike Pence revela serias incongruencias con Donald Trump
Comentarios