La cúpula del PP de Rajoy recibe un duro golpe de Casado sobre el 1-O

El expresidente del Gobierno español Mariano Rajoy junto al actual líder del Partido Popular, Pablo Casado. / El País
El expresidente del Gobierno español Mariano Rajoy junto al actual líder del Partido Popular, Pablo Casado. / El País
El presidente del PP, Pablo Casado, confesó el martes en una entrevista en la emisora catalana RAC1 su "desacuerdo" con la estrategia de Mariano Rajoy sobre el referéndum del 1-O.
La cúpula del PP de Rajoy recibe un duro golpe de Casado sobre el 1-O

La oposición española pasa por una de las peores crisis en su historia. Las fragmentaciones dentro del Partido Popular afloran no solo por la corrupción, sino también por la falta de acuerdo sobre la posición del PP frente al fenómeno político más apremiante de España, tanto para el Gobierno como para la misma oposición. Desde hace tres años ya comenzaba a gestarse la política de los populares frente al independentismo catalán.

Y es que la cúpula del PP de Mariano Rajoy no era uniforme en 2017, cuando este era presidente del Gobierno antes de ser sometido a una moción de censura en el Congreso que forzó su dimisión, pero este miércoles terminó de profundizarse esa falta de homogeneidad con la sorpresa e incredulidad del partido ante lo que calificaron de sorprendente “giro catalanista” del actual líder del PP, Pablo Casado. Una declaración divergente del líder de la oposición bastó para que ahora llegue a ser cuestionado sobre lo que Rajoy como una posición endeble de Casado frente al independentismo catalán.

El presidente popular confesó el martes en una entrevista en la emisora catalana RAC1 su “desacuerdo con la estrategia seguida por Rajoy y la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría con respecto al referéndum ilegal del 1-O”. Casado sostuvo que ese día “se negó a comparecer pese a que ejercía de portavoz del partido”. Claramente, la posición del joven político se basa en no condenar el independentismo en términos de una especie de terrorismo colectivo contra el Estado por un vehemente proyecto separatista. Casado es más moderado, aunque mantiene la línea de rechazo a la independencia ilegal de Cataluña, pero con una retórica muy diferente a la de Rajoy.

“En campaña pasan cosas exóticas y sorprendentes”, comenta uno de los ministros más relevantes de aquel gabinete sobre las palabras ahora de Pablo Casado, según reseñó El País. Este ministro fue uno de los aliados más fieles del presidente Mariano Rajoy en aquellos conflictivos meses previos a la consulta soberanista, que amenazaba la estabilidad del entonces Gobierno del PP, y después apoyó a Casado en el congreso del partido en el que venció a Santamaría por el liderazgo de los populares.


Quizás también te interesa:

El PSOE y Unidas Podemos actúan como dos socios descoordinados


“Aún estoy con la boca abierta y flipada”, indica una miembro de aquel equipo de dirección en el PP sobre la intervención de Casado. La posición del PP sobre su actual líder se interpreta como un distanciamiento que debilitará la ya mermada capacidad de captación de apoyos de los populares en las elecciones catalanas. “Es un error propio de la inseguridad generada por los malos datos que se pronostican (para los populares) en las elecciones autonómicas catalanas de este domingo”, dijo la tolda azul en un comunicado. @mundiario

La cúpula del PP de Rajoy recibe un duro golpe de Casado sobre el 1-O
Comentarios