Buscar

MUNDIARIO

La cúpula de los Mossos d'Esquadra abandona un acto de la Guardia Civil

Los jefes de la policía autonómica consideran que el instituto armado les faltó al respeto por alusiones a Josep Lluís Trapero y Teresa Laplana.
La cúpula de los Mossos d'Esquadra abandona un acto de la Guardia Civil
Pedro Garrido, jefe de la Guardia Civil. / Twitter
Pedro Garrido, jefe de la Guardia Civil. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El alto mando de los Mossos d'Esquadra ha dejado plantada a la Guardia Civil en un acto celebrado en Barcelona. La cúpula abandonó el acto en el que se conmemoraba a la patrona del instituto armado en la comandancia de Sant Andreu de la Barca. La razón es que se han molestado por la referencia que hizo Pedro Garrido, general de la Guardia Civil en Cataluña, a los jucios venideros. Para ellos, esto ha sido una alusión casi deliberada a la causa que tiene abierta la Audiencia Nacional contra Josep Lluís Trapero, mayor de la policía autonómica, y contra Teresa Laplana, intendenta de la institución.

"Al margen de cual pueda ser finalmente el resultado de la sentencia que emita el Supremo o de las que en un futuro puedan emitir otros tribunales sobre otros hechos relacionados", comentaba Garrido, "lo que nos importa es que a la cimentación de esa resolución hemos contribuido con un trabajo de investigación objetivo, riguroso y exhaustivo".

El País cita a fuentes de la cúpula de los Mossos, quienes aseguran que "no nos hemos sentido a gusto y nos hemos marchado". El general ha llamado posteriormente a los jefes de la policía para manfiestarles su sorpresa por esto, de acuerdo al mismo medio. Desde la Guardia Civil se defiende de que jamás se hizo ninguna referencia directa o indirecta ni a Trapero ni a Laplana.

Brauli Duart, secretario general del Departamento de Interior, y Pere Ferrer, director de los Mossos, también se retiraron del acto, al igual que ya lo habían hecho previamente Félix Azón y Teresa Cunillera, delegada del Gobierno y director general de la Guardia Civil, respectivamente, así como el mismo Garrido. Luego, ha sido Cunillera quien llamó a los jefes de la policía autonómica, con quienes se reunión en la tarde en Sabadell. Duart, Ferrer, Sallent y Cunillera han reforzado su compromiso de trabajar juntos para dar respuesta a la sentencia del juicio del procés, que se emitirá en las próximas semanas.

En su discurso, el jefe de la Guardia Civil ha presumido de las distintas operaciones que ésta ha hecho para combatir al independentismo. En el acto se condecoró a Juan Antonio Ramírez, titular del Juzgado número 13 de Barcelona, quien llevó la causa principal contra los cabecillas soberanistas, y a su secretaria, que declaró en el Tribunal Supremo por el asedio a la Consejería de Economía el 20 de septiembre de 2017, explica El País. Otro de los presentes fue Javier Zaragoza, fiscal que ha defendido la causa en el Tribunal Supremo.

"Todos estamos siendo muy contenidos", espetó un alto mando de los Mossos sobre el acto organizado por la institución que encabeza Garrido. La policía autonómica cree que la Guardia Civil les ha faltado al respeto como institución. Pese a ello, consideran que nada cambiará la buena sintonia entre ambos bandos.

Por último, el general de la Guardia Civil felicitó a los agentes de los Mossos por la operación en la que fueron detenidos nueve integrantes de los CDR, que supuestamente contaban con ingredientes y materiales para producir explosivos. Garrido considera que esta operación "enfrenta a todos a la realidad de que las pretendidas sonrisas revolucionarias se convierten con más facilidad en tan solo un rictus capaz de generar destrucción, dolor y sufrimiento". Garrido dijo que "de la misma manera que ser independentista no es lo mismo que ser catalán, independentismo y terrorismo tampoco son lo mismo". Eso sí, a quienes insistan en la independencia de Cataluña "los perseguiremos sin tregua ni pena". @mundiario