La Justicia peruana cerca a Pedro Castillo: la cuñada del presidente se entrega

Presidente del Perú, Pedro Castillo. / RR.SS.
Presidente del Perú, Pedro Castillo. / RR.SS.

El mandatario peruano, sobre quien pesan cinco investigaciones judiciales, observa cómo su entorno le va dejando solo para enfrentarse a la Fiscalía y el Congreso.

La Justicia peruana cerca a Pedro Castillo: la cuñada del presidente se entrega

La tormenta que azota el entorno de Pedro Castillo, presidente del Perú, parece arreciar. El dirigente izquierdista, que suma cinco inéditas investigaciones judiciales abiertas contra un mandatario en el país, observa cómo todo a su alrededor se desmorona. Su cuñada, a quien considera como su “hija” se ha entregado a la Policía después de haber durado un día como prófuga, al no encontrarse por ningún lado pese a las órdenes de captura en su contra.

Yenifer Paredes, de 26 años, estaba siendo buscada por las fuerzas de seguridad del Perú, después de que la Fiscalía ordenara su arresto por su presunta participación en una red criminal de lavado de activos del más alto nivel, cuya cabecilla sería el propio presidente Castillo. Se le buscó en sus tres domicilios registrados, incluyendo el Palacio de Gobierno, donde viviría con el resto de su familia.

Paredes finalmente se ha entregado este miércoles a la Justicia, según ha informado CNN y han corroborado medios nacionales, y estaría siendo trasladada hasta la sede de la Diviac (División de Alta Complejidad de la Policía Nacional), donde se encuentran otros tres detenidos por el caso y cuyos arrestos se efectuaron esta semana también: los hermanos empresarios Hugo y Anggi Espino y el alcalde de Anguía, José Nenil Medina Guerrero.

El Equipo Especial de Fiscales contra la Corrupción del Poder (una unidad creada por la Fiscalía para investigar altos cargos del Gobierno) y un grupo especial de la policía allanaron la sede del Ejecutivo peruano, un inédito episodio que describe la aguda crisis política que vive el Estado, en busca de Paredes, pero se marcharon con las manos vacías tras buscarla por alrededor de unas cuatro horas.

Allanan el Palacio Presidencial

Se conoció que el martes se realizó un procedimiento similar en la residencia privada del presidente Castillo, en la región de Cajamarca, de donde es natural el presidente, su familia y buena parte de su entorno de confianza. No obstante, los agentes tampoco pudieron dar con el paradero de la cuñada de Castillo, que ha sido presentada como su hija, pues la primera dama Lilia Paredes y él la criaron desde pequeña. Incluso este mismo miércoles se reanudaron diligencias para conseguir su captura.

La orden emanada del Octavo Juzgado de Investigación de la Corte Superior Nacional de Justicia Penal Especializada establece que Paredes, quien ya se ha entregado a la Policía, deberá pasar 10 días bajo custodia policial de manera preliminar. El documento establece que su orden de busca y captura obedece a que sospechas de que haya incurrido en un delito contra la administración pública, explícitamente en la modalidad de tráfico de influencias en agravio del Estado.

La cuñada de Castillo es actualmente una de las principales investigadas por este asunto, e incluso le tocó comparecer ante el Congreso tras una citación, en donde llegó a negarlo todo. Según la tesis de la Fiscalía, Castillo sería el líder de la organización criminal, su esposa sería la coordinadora y su cuñada fungiría como uno de sus testaferros.

Todo esto ha coincidido con la presentación de un informe parlamentario, en el que se recomienda inhabilitar a Castillo y procesarlo política y penalmente, por la presunta comisión de traición a la patria y violaciones a la Constitución, tras haber hecho declaraciones en el pasado de estar a favor de la concesión de una salida al mar para Bolivia, y unas recientes palabras en una entrevista con CNN, alegando que ello podría darse mediante un referendo popular.

Castillo se queda solo

Pedro Castillo está cada vez más solo. Primero lo abandonaron sus congresistas, sus aliados políticos, la mayoría de sus ministros incluyendo cuatro primeros ministros, luego fue desterrado del partido político con el que llegó al poder y se convirtió en el primer mandatario independiente del Perú. Una nueva balsa salvavidas ha zarpado, Benji Espinoza, principal abogado del presidente y uno de sus más férreos aliados, ha renunciado a última hora del miércoles.

Espinoza anunció que dejará de representar a Castillo y a Lilia Paredes de ahora en adelante, y ha dicho que los letrados no pueden ser juzgados “por quiénes defendemos sino cómo defendemos”. Por el momento, al mandatario le quedan tres defensores en su equipo legal, pero se ha quedado sin su arma más filosa, o al menos la más mediática.

Pero el letrado, horas más tarde, volvió a trinar respecto a su situación laboral, indicando que el presidente le ha pedido "reconsiderar" su decisión. Tras una reunión con el jefe de Estado en el Palacio de Gobierno, ha acordado regresar a ser parte del equipo legal de Castillo. "Volvemos, más fortalecidos, a la defensa jurídica del Presidente y la Primera Dama”, aclaró.

De todas maneras, la cuñada Yenifer Paredes se convierte en la cuarta persona del entorno del presidente que es investigada por casos asociados con presunta corrupción. De los otros procesados se conoce que están prófugos un sobrino que fungía como asesor y su exministro de Transportes, Juan Silva. El tercero, su exsecretario presidencial, estaba huido, pero la semana pasada se ha entregado con la intención de colaborar y reducir los delitos que se le imputan. @mundiario

La Justicia peruana cerca a Pedro Castillo: la cuñada del presidente se entrega
Comentarios