Buscar

MUNDIARIO

Cultura de corrupción y glorias borbónicas desde la invasión napoleónica

En la literatura sobre desarrollo económico se utiliza la expresión “élites depredadoras” o “élites extractivas” para señalar a las redes corruptas de gobernantes. Repasamos aquí el papel de los borbones en la historia reciente de España bajo el prisma temático de la corrupción.

Cultura de corrupción y glorias borbónicas desde la invasión napoleónica
Felipe VI junto a su padre, Juan Carlos, en una Pascua Militar. / Twitter
Felipe VI junto a su padre, Juan Carlos, en una Pascua Militar. / Twitter

Fernando Bruna

Profesor de economía.

La corrupción no sólo reduce recursos para objetivos colectivos, sino también, fomenta una cultura del pelotazo, desanima a la innovación, paraliza la competencia basada en el talento, promueve a cómplices incompetentes... Puede adoptar la forma de robo directo o de puertas giratorias o de fraude fiscal. Y cuando se descubre  en la Jefatura de Estado crea una crisis de Estado. Este artículo contiene enlaces a jugosos artículos disponibles en la web.

La Casa de Borbón desde Fernando VII a Juan de Borbón

Fernando VII "el deseado" fue rey de España tres veces, pero podemos simplificar diciendo que reinó entre 1814 y 1833. Se le considera el peor rey de la historia de España y eso en verdad es un gran honor, ya que no es fácil.

Su esposa, María Cristina de Borbón fue regente del Reino entre 1833 y 1840, en los cuales robó a mansalva, indiscriminadamente, sin escrúpulos.

Isabel II de Borbón fue reina constitucional en un reinado con etapas muy distintas. No parece que haya sido corrupta, simplemente fue ignorante y cándida. En su reinado se produjeron corrupciones que pasaron a la historia, como las del Marqués de Salamanca, un auténtico pionero de la cultura del pelotazo y del robo fino (interesante: las recientes revueltas de Vox se produjeron en el barrio de Salamanca, en Madrid, que se llama así  por él!). La derrocó la Revolución de 1968, “la Gloriosa”, cuando la Armada se pronuncia en Cádiz al grito de “¡Abajo los Borbones! ¡Viva España con honra!”.

Alfonso XII fue rey de España entre 1874 y 1885, solo 9 años, por su fallecimiento juvenil. Quedó de regente su mujer, María Cristina de Habsburgo, hasta 1902, año en el que llegó la mayoría de edad de Alfonso XIII, quien fue rey de España hasta la proclamación de la Segunda República Española, en 1931. Reinó desde 1923 como cómplice de la Dictadura de Primo de Rivera (y después unos meses de la del General Berenguer). De él dijo Ramón María del Valle-Inclán: “Los españoles han echado al último Borbón no por Rey, sino por ladrón".

Juan de Borbón no llegó a reinar porque el general Franco prefirió designar a su hijo Juan Carlos como sucesor en la jefatura del Estado. Pero, según dicen, dejó una fortuna de mil cien millones de pesetas, dos tercios de ella depositada en Suiza.

Juan Carlos I, "el mejor embajador de España”

Juan Carlos I de Borbón fue designado por Franco. El presidente Suárez lo "coló" en la Ley para la Reforma Política porque si se hacía un referéndum sobre la monarquía se habría perdido. Famoso ahora como comisionista (y por blanqueo de capitales), aunque eso se lleva diciendo décadas y los principales partidos políticos y medios de comunicación lo ocultaron conscientemente. A pesar de que parece estar obsesionado con el dinero, hace un regalo de 65 millones de euros a una ex-amante. Todavía hay muchas incógnitas. Pero hay ya escasas dudas sobre su carácter poco ético. Ya el caso de Iñaki Urdangarin era evidente: no hay quien se crea que su mujer y Casa Real no supieran nada de ese tráfico de influencias y enriquecimiento ilícito.

En España sigue existiendo el delito de “injurias a la Corona” y la gente puede ir a la cárcel por ello. Además, Juan Carlos I es inviolable como rey. Pero hay caso jurídico sobre si lo es como rey emérito y sobre lo que se puede hacer ahora. En todo caso, es indudable que eso no es disculpa para rechazar (PP, PSOE...) una comisión de investigación en el Parlamento, ya que estas comisiones son políticas, buscan la verdad, no tienen eficacia jurídica. Así que se le investiga en Suiza y en España el Parlamento decide no hacerlo. Ya veremos qué dice el Tribunal Supremo. El presidente Sánchez ha dado un paso adelante abriendo el debate y el PP se lo ha criticado.

La cosa está que arde con Felipe VI “el preparado”

Estamos asistiendo a una crisis de Estado. Felipe VI ha renunciado a la herencia de Juan Carlos. Se habla ahora de que Juan Carlos pueda ser expulsado de Casa Real. El caso es que Felipe reaccionó a la evidencia pública, pero todo esto se sabía de antes. Y ahora se sabe también que un empresario privado le pagó a Felipe VI el viaje de bodas. Y los mismos que defendían hasta ayer a Juan Carlos, y que ocultaban sus fechorías, hoy defienden a Felipe. Mientras, la Constitución del 78 sigue reflejando preferencia por el varón en la dinastía real. En algún momento habrá que afrontar estos asuntos, ¿no?. ¿O siempre es “ahora no toca”? @mundiario