¿Cuál será la foto del 1-O? ¿Qué titular tendrá? Un nuevo reto para la prensa independiente

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, saluda a Diego Pérez de los Cobos, coordinador de todas las fuerzas de seguridad para el 1-O. / RR SS
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, saluda a Diego Pérez de los Cobos, coordinador de todas las fuerzas de seguridad para el 1-O. / RR SS

Un federalismo renovado, con mayores concesiones a las nacionalidades que reconoce la Constitución, podría atenuar la decepción de los catalanes partidarios del sí a una Cataluña desvinculada del resto de España. Pero, ¿van por ahí las cosas? ¿O se mantiene el imperio de la propaganda?

¿Cuál será la foto del 1-O? ¿Qué titular tendrá? Un nuevo reto para la prensa independiente

El Gobierno español ha subrayado en la Junta de Seguridad de Cataluña va a "poner todos los medios para ayudar a los Mossos d´Esquadra a cumplir las órdenes" del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña de impedir la consulta del 1-O, suspendida por el Tribunal Constitucional. "Lamentablemente, la Generalitat mantiene su posición de desobediencia al considerar que lo ordenado por jueces y fiscales es papel mojado", deducen fuentes del Ministerio del Interior.

Por mucha que sea la incertidumbre, no parece posible que Cataluña logre la independencia el 1-O por un cauce genuinamente legal y democrático. Otra cosa es que el Parlament la declare unilateralmente, en cuyo caso el Estado tendría que saber reaccionar.

Todo parece indicar que la movilización ciudadana del independentismo será importante y que la actuación policial será masiva, por orden judicial. El riesgo está en si hay incidentes. Por lo demás, los bandos enfrentados intentarán obtener la victoria mediática del 1-O; máxime si, como todo parece indicar, el referéndum no será propiamente una consulta organizada.

¿Cuál será la foto del 1-O? ¿Qué titular tendrá? Es, sin duda, un nuevo reto para el periodismo independiente, que deberá competir con las maquinarias de propaganda de las partes en conflicto.

Si damos por hecho que el Estado de las autonomías es federal, un federalismo renovado, con mayores concesiones a las nacionalidades que reconoce la Constitución, podría atenuar la decepción de los catalanes partidarios del sí a una Cataluña desvinculada totalmente del resto de España. Pero un reto así exige una reforma constitucional y un amplio consenso, tras mucho debate político. En realidad, ¿van por ahí las cosas? ¿O impera más bien la propaganda? En la era de la posverdad –mentira emotiva– hay riesgos de que se imponga la propaganda.

Lo que está sucediendo en Cataluña no se trata de una guerra, obviamente, pero el análisis de la propaganda de ambos bandos da que pensar.

Hay un Decálogo de la propaganda de guerra, que corresponde a diez principios descubiertos por el político pacifista inglés Arthur Ponsonby, que invita a la reflexión 

Hay un Decálogo de la propaganda de guerra, que corresponde a diez principios –o mandamientos– descubiertos por el político pacifista inglés Arthur Ponsonby en su obra La falsedad en tiempo de guerra: Las mentiras de la propaganda de la Primera Guerra Mundial, de 1928 (Falsehood in Wartime: Propaganda Lies of the First World War) en la que expone cómo las naciones beligerantes aprendieron a mentir no solo al enemigo sino a sus propias poblaciones para hacer de la guerra una causa justificada. Como observa la Wikipedia, durante las siguientes guerras del siglo XX y XXI se ha visto la vigencia de dicha obra. ¿Encontramos similitudes en el procés?

Podemos repasar esos diez mandamientos del Decálogo de la propaganda de guerra y extraer nuestras propias conclusiones:

1) “Nosotros no queremos la guerra”.

2) “El enemigo es el único responsable de la guerra”.

3) “El enemigo es un ser execrable”

4) “Pretendemos nobles fines”.

5) “El enemigo comete atrocidades voluntariamente. Lo nuestro son errores involuntarios”.

6) “El enemigo utiliza armas no autorizadas”.

7) “Nosotros sufrimos pocas pérdidas. Las del enemigo son enormes”.

8) “Los artistas e intelectuales apoyan nuestra causa”.

9) “Nuestra causa tiene un carácter sagrado, divino, o sublime”.

10) “Los que ponen en duda la propaganda de guerra son unos traidores”.

¿Cuál será la foto del 1-O? ¿Qué titular tendrá? Un nuevo reto para la prensa independiente
Comentarios