Buscar

MUNDIARIO

Cristina Kirchner se une con otro peronista para enfrentar la candidatura de Macri

La expresidenta argentina suma a su ex primer ministro Sergio Massa. El objetivo es frenar el avance de la nueva alianza entre Mauricio Macri y el peronista Miguel Ángel Pichetto. 

Cristina Kirchner se une con otro peronista para enfrentar la candidatura de Macri
Sergio Massa y Cristina Kirchner cuando eran aliados en el Gobierno argentino. /Twitter.
Sergio Massa y Cristina Kirchner cuando eran aliados en el Gobierno argentino. /Twitter.

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

La campaña presidencial se calienta en Argentina. Ante la sorpresiva alianza entre el presidente Mauricio Macri y un peronista influyente como Miguel Ángel Pichetto, la coalición política que integra la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner no ha querido quedarse atrás y sorprendió al anunciar que otro importante peronista, como Sergio Massa, es su nuevo aliado. Así se suma a la fórmula electoral que une a Alberto Fernández, postulante a la presidencia, y a Kirchner, quien va a la primera vicepresidencia. 

Massa, quien tiene 47 años, ha forjado toda su carrera política en torno al kirchnerismo. Después de ser elegido diputado provincial de Buenos Aires en 1999, estuvo al frente de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses). Ese cargo de confianza le fue dado por el fallecido expresidente Néstor Kirchner. En el 2005 fue elegido como diputado nacional para el Congreso, pero no asumió su cargo.

En el 2007, Massa asumió la presidencia del Consejo de Ministros –ya en el gobierno de Cristina Kirchner– tras la renuncia de su antecesor Alberto Fernández, quien no logró la aprobación de la resolución 125 en el Senado. Este documento buscaba ponerle fin al paro agropecuario patronal que tuvo bloqueadas las principales rutas de Argentina por 129 días. 

En el 2015, Massa postuló a la presidencia bajo la alianza del Frente Renovador y Democracia Cristiana. Sin embargo, no logró éxito ya que quedó en el tercer lugar con 21%, por detrás de Daniel Scioli, quien fue candidato del oficialismo de Kirchner, y Mauricio Macri, que se llevó la victoria en los comicios electorales. Este fracaso se sumó a que, en las elecciones legislativas del 2017, no logró un escaño como diputado nacional por la ciudad de Tigre en el Parlamento.

La decisión de Massa de aliarse con Kirchner tiene dos objetivos: garantizar su bloque de parlamentarios y no quedarse en la soledad política en las próximas elecciones presidenciales argentinas. Antes de que se sumará al bloque de la expresidenta, Massa estaba voceado para integrar Alternativa Federal. Este bloque es llamado como la “tercera vía” y estaba compuesto por peronistas moderados. Con la salida del ex primer ministro, ahora solo han quedado como compañeros de fórmula presidencial Roberto Lavagna y Juan Manuel Urtubey. Ambos tienen 10% de intención de votos en las encuestas. La posibilidad de que logren una victoria electoral es casi nula.

Con las alianzas electorales ya establecidas en Argentina, la siguiente fase en la campaña presidencial serán las propuestas de los candidatos. Según Clarín, los números que arrojan ambas fórmulas suman más del 70 por ciento de la intención de voto, un 39.1 a favor del dúo Fernández y el 33.6 del lado de Macri, dejando muy atrás a Roberto Lavagna con un 7.0. El factor económico será clave. El país atraviesa por importante inflación y recesión. El electorado argentino depositará su voto en el candidato que presente más alternativas para salir de esa crisis. @mundiario