La crisis social en Bolivia se agudiza con nuevas protestas y varios heridos

Protestas en Bolivia
Protestas en Bolivia - Twitter.
En las ciudades de La Paz, Santa Cruz y Cochabamba se registraron violentos enfrentamientos entre miles de seguidores de Evo Morales y Carlos Mesa. El resultado de las elecciones sigue polarizando al país andino. 
La crisis social en Bolivia se agudiza con nuevas protestas y varios heridos

La crisis social en Bolivia se agudiza a límites peligrosos. Tras la cuestionada victoria de Evo Morales en las elecciones generales realizadas el pasado 20 de octubre en el país andino, un grupo de simpatizantes del presidente y otros colectivos que rechazan su cuarto mandato consecutivo, cuyo termino será el 2025, se enfrentaron este lunes en las ciudades de Santa Cruz y Cochabamba. 

De acuerdo al portal Eju, en Santa Cruz se registraron alrededor de tres heridos. Mientras en Cochabamba, los enfrentamientos dejaron cerca de cinco heridos. Los choques son protagonizados por vecinos y transportistas contra grupos allegados al Movimiento al Socialismo (MAS), de Morales, como el Codelcam, que ya había advertido salir a las calles para defender la victoria del líder indígena. 

La jornada de violencia comenzó la madrugada del domingo. En la ciudad de Montero, a 50 kilómetros al norte de Santa Cruz de la Sierra, se conoció los primeros detenidos y de algunos heridos. La escalada continúo en la ruta que une Cochabamba con Oruro y La Paz. Los vehículos que intentaban avanzar fueron amenazados con dinamita para hacerlos retroceder.

El presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, responsabilizó a Evo Morales y dijo al diario La Razón que es una medida que afecta a sus propios seguidores de la zona de Chapare. Hizo notar que Santa Cruz garantiza alimentos a todo el país y que la región está abastecida. 

La respuesta no se hizo esperar desde La Paz. El vicepresidente, Alvaro García Linera, acusó al líder opositor, Carlos Mesa, como el verdadero causante de las protestas en el país por no reconocer su derrota electoral ante Evo Morales. “Retroceda, no ensangrente al país. Usted es un hombre perseguido por la sangre. Preséntese en el 2025, gane con votos”, le reprochó en una conferencia de prensa. 

García Linera no quiso referirse a la posibilidad de conformarse una comisión para auditar los resultados de las elecciones bolivianas. Como sea recuerda, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) paralizó el conteo de votos al 83,76% en el día de la jornada electoral. Hasta ese momento, las tendencias eran que Morales tenía 45,28% y Mesa 38,16%. La diferencia era de seis puntos.

Con este panorama, ambos candidatos debían verse las caras otra vez en las urnas el próximo 15 de diciembre, según las reglas electorales. El panorama cambió el lunes cuando el TSE reveló que, al 95% de actas contabilizadas, Morales registraba el 46, 85% de votos, mientras que Mesa el 36, 74%. Dicha tendencia se mantuvo hasta el final del computo general.

Los ataques del gobierno fueron respondidos por Mesa. “Quiero denunciar ante la comunidad nacional e internacional que la estrategia del MAS está aquí claramente, tratando de responsabilizarme de supuestos actos de violencia, tratando de responsabilizarme de un inventado golpe de Estado, estableciendo una relación inexistente entre nuestra decisión de compromiso democrático con la violencia”, ha sentenciado. @mundiario

La crisis social en Bolivia se agudiza con nuevas protestas y varios heridos
Comentarios