Buscar

MUNDIARIO

Cospedal podría rendir cuentas al Congreso por las banderas a media asta

Los cuarteles del Ejército bajaron a media asta las banderas de España por la muerte de Cristo, algo que va contra el principio de "aconfesionalidad del Estado", asegura el PSOE.

Cospedal podría rendir cuentas al Congreso por las banderas a media asta
María Dolores de Cospedal (primer plano). / Twitter.
María Dolores de Cospedal (primer plano). / Twitter.

El PSOE presentará el próximo lunes en el Congreso una solicitud para que María Dolores de Cospedal declare en el hemiciclo sus razones por las que durante esta Semana Santa la bandera del país ondeó a media asta tanto en la sede del Ministerio de Defensa, del que ella es titular, como en los cuarteles del Ejército.

A inicios de semana, eldiario.es publicó una instrucción del jefe del Estado Mayor de la Defensa que rezaba lo siguiente: "Desde las 14.00 horas del Jueves Santo hasta las 00.01 horas del Domingo de Resurrección, la enseña nacional ondeará a media asta en todas las unidades, bases, centros y acuartelamientos".

La bandera de España, cuando menos desde que el Partido Popular está en el poder, siempre ha estado a media asta en las sedes del Ejército durante los principales días de la semana mayor, pese a que el reglamento de honores militares promulgado en 2010 bajo la batuta de la exministra Carme Chacón, limitaba esta señal de duelo únicamente cuando el Gobierno declarase luto nacional, al momento de la muerte de algún oficial en servicio, el titular de la Corona, de su consorte o su heredero, recuerda El País.

La orden enfilada para el Ejército ha levantado la molestia de importantes personajes como Pedro Sánchez, candidato a la secretaría general del PSOE, Gaspar Llamazares, diputado de la IU en el Principado de Asturias, al igual que Gabriel Rufián, portavoz adjunto de ERC en el Congreso de los Diputados. El Grupo Parlamentario Socialista esperará a que concluya la Semana Santa para presentar su queja por esta medida y solicitarán la presencia de Cospedal, quien en los últimos días ha estado en Jerez de la Frontera y en Málaga. Para los socialistas, este acto va contra la "aconfesionalidad del Estado".