Buscar

MUNDIARIO

Corinna Larsen, la "amiga entrañable” del Rey Juan Carlos I

16 años después del flechazo en La Garganta, el Rey emérito decide escribir una carta a su hijo comunicando su intención de abandonar el país sobre el que reinó durante casi 40 años.

Corinna Larsen, la "amiga entrañable” del Rey Juan Carlos I
Corinna Larsen. / Pixabay
Corinna Larsen. / Pixabay

Maira Perozo

Periodista.

Corinna Larsen, la "extrañable amiga" del Rey Juan Carlos I, fue la protagonista de un romance explosivo que hoy pone en jaque a la Casa Real de España. Es más conocida como Corinna zu Sayn-Wittgenstein, alemana, pero de origen danés. Nació en Frankfurt (Alemania) en 1964.

Estuvo casada con el empresario de origen británico, Philip Adkins, con el que contrajo matrimonio a la edad de 25 años y tuvo a su primera hija en 1992, Anastasia Adkins. Luego contrajo nupcias con el aristócrata alemán Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Sayn, con el que tuvo a su hijo Alexander, y obtuvo el título de princesa, que continuó utilizando tras su divorcio en el año 2005.


Quizá te puede interesar

La redes en España revientan tras el anuncio del Rey emérito


Corinna y el rey Juan Carlos, se vieron por primera vez en el 2004, diez años antes de la abdicación del monarca, en una reunión en La Garganta, una finca de Ciudad Real propiedad del duque de Westminster. Varios empleados de Juan Carlos I, años después revelan que se enamoró “como un niño” de la mujer que conoce a la edad de 66 años.

Corinna Larsen se convierte en 2004 en su pareja y asistente. De hecho, fue la encargada de organizar la luna de miel de los Príncipes -hoy Reyes-, un viaje por Camboya, las islas Fiji y California que cuesta casi 500.000 dólares.

España conoció a Corinna Larsen en el safari en Botsuana de 2012 en el que don Juan Carlos se rompe la cadera por tres sitios. El suceso, forzó a La Zarzuela a admitir que el Rey estaba fuera y acompañado; todo ocurrió en un momento crítico para la economía española, con el país al borde del rescate, y lo dejó ver en una escena insólita: el jefe del Estado pidiendo disculpas ante las cámaras.

También estuvo al lado del Rey, cuando le operan de un nódulo en un pulmón que resultó ser benigno. Viajan juntos a Alemania, de safari por África, a Mónaco, hasta la inoportuna cacería de Botsuana, donde ella pierde el anonimato.

16 años después del flechazo en La Garganta, el Rey emérito decide escribir una carta a su hijo comunicando su intención de abandonar el país sobre el que reinó durante casi 40 años argumentado que se los aleja para alejarle de “la repercusión pública” de “ciertos acontecimientos” de su “vida privada”.

Ahora el Rey emérito está siendo investigado por el Tribunal Supremo de español, por las supuestas comisiones de la construcción del AVE a La Meca y Felipe VI teme por el porvenir de la Familia Real. @mundiario