Corea del Norte no se intimida ante las sanciones y asegura que acelerará su programa nuclear 

Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte. / Twitter
Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte, inspeccionando una supuesta bomba de hidrógeno. / Twitter

Pyongyang no da marcha atrás en el conflicto y advierte que hará pagar a Estados Unidos.

Corea del Norte no se intimida ante las sanciones y asegura que acelerará su programa nuclear 

Corea del Norte no da marcha a atrás en el conflicto contra Estados Unidos. Las recientes sanciones impuestas por la Organización de Naciones Unidas (ONU) al país asiático a causa de su sexto ensayo atómico, han enfurecido a Kim Jong-un, quien ha jurado hacer pagar a Washington un justo precio por los “malvados” castigos y además, ha advertido que acelerará su programa nuclear.

Por medio de un comunicado difundido este miércoles, la cancillería norcoreana ha advertido que la nación no se amilanará ante las amenazas o sentencias norteamericanas. “La adopción de una ilegal y malvada nueva ‘resolución de sanciones’ impulsada por Estados Unidos constituyó una ocasión para que Corea del Norte compruebe que el camino que eligió era absolutamente correcto”, reza el texto publicado por la agencia oficial KCNA.

Asimismo, en la misiva, Pyongyang asegura que redoblará esfuerzos para incrementar su poderío y proteger la soberanía nacional y el derecho a existir a Corea del Norte. Al tiempo que condena la resolución adoptada por el Consejo de Seguridad de la ONU, calificándola de ser una “odiosa provocación destinada a privar a Corea del Norte de su legítimo derecho a la autodefensa y a sofocar a su Estado y a su pueblo a través de un bloqueo económico de gran envergadura”.

La respuesta del país asiático aparece para hacer frente a la denominada resolución 2375, impulsada por Estados Unidos y ejecutada por la ONU hace tan solo unos días, y que ha sido tachada por representantes del régimen de Kim Jong-un como un bloqueo económico “despiadado”. Entre otras cuestiones, la sentencia prohíbe el 90% de las exportaciones norcoreanas de productos textiles, lo cual representa una pérdida de ingresos de más de 700 millones de dólares para Corea del Norte. Y además, restringe las importaciones de petróleo, demanda la inspección de los barcos y limita las funciones de los trabajadores norcoreanos en el extranjero. 

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

Corea del Norte no se intimida ante las sanciones y asegura que acelerará su programa nuclear