Buscar

MUNDIARIO

Corea del Norte ha utilizado su embajada en Berlín para adquirir equipos militares

Según información difundida por los servicios secretos alemanes en el interior (BfV), Pyongyang, se ha estado aprovechando de la sede diplomática para comprar componentes de alta tecnología para su programa de misiles y armamento atómico, y sortear las sanciones.

Corea del Norte ha utilizado su embajada en Berlín para adquirir equipos militares
Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte, rodeado del servicio militar de la nación. / Independent.ie
Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte, rodeado del servicio militar de la nación. / Independent.ie

Ibed Méndez

Periodista.

Corea del Norte no solo ha encontrado en las criptomonedas un aliado ideal para aliviar el estrangulamiento económico internacional. Además, el régimen de Kim Jong Un ha estado utilizando su embajada en Berlín para adquirir equipos militares, con el fin de fortalecer su ofensiva nuclear y poder sortear con ello las sanciones. Así lo ha dejado claro un informe basado en la información recolectada por los servicios secretos alemanes en el interior (BfV).

El presidente de la inteligencia germana, Hans-Georg Maassen, ha sido el encargado de difundir la noticia. "Observamos que desde allí se llevan a cabo las actividades de adquisición (de componentes). A nuestro parecer con el objetivo de utilizarlos en el programa de misiles y en parte también en el programa nuclear", declaró el representante. "Si constatamos que es así, lo vamos a prohibir, pero no podemos garantizar que los servicios secretos puedan detectar y evitar esto en todos los casos", agregó.

En ese sentido, las autoridades han explicado que los movimientos se han estado llevando a cabo gracias a los llamados "bienes de uso dual", que pueden ser utilizados con fines tanto militares como civiles. La estrategia, al parecer, fue puesta en marcha hace unos años. El canal público NDR, ha detallado que los servicios secretos germanos tuvieron indicios de adquisiciones de productos que presuntamente iban a ser utilizados en el programa de misiles de Corea del Norte en 2016 y 2017, pero nunca pudieron confirmar nada.

Embajada de Corea del Norte en Berlín, Alemania. Wikipedia

Embajada de Corea del Norte en Berlín, Alemania. / Wikipedia

Asimismo, el servicio de seguridad de Alemania ha denunciado que sospecha que un diplomático norcoreano intentó hasta 2014 adquirir un monitor de gases múltiples que puede medir las inmisiones (concentración de la contaminación en un lugar concreto) en la fabricación de material radioactivo o químico, según apunta el diario español El Mundo.

La información llega para añadir pólvora a las quebrantadas relaciones de Corea del Norte con el mundo. El programa nuclear de la nación asiática ha encendido las alertas globales y desde entonces las sanciones y amenazas han estado a la orden del día. El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha aprobado diversos castigos económicos y políticos contra norcorea por sus reiteradas pruebas balísticas, pero las medidas, al parecer, solo han servido para endurecer el carácter del dictador Kim Jong Un y para impulsarle a conseguir su objetivo al precio que sea. @mundiario