La cooperación Sur-Sur es una manifestación de solidaridad entre los países en desarrollo

Pobreza.
Pobreza.

Si bien los niveles de vida han aumentado en todo el Sur global, los países en desarrollo siguen experimentando dificultades ante la existencia de numerosos y complejos retos que ralentizan el progreso.

La cooperación Sur-Sur es una manifestación de solidaridad entre los países en desarrollo

Los países del Sur se han asentado como participantes indispensables en la esfera socioeconómica mundial. A pesar de la volatilidad del mercado mundial, la inversión extranjera directa Sur-Sur está aumentando. Cada vez existen más formas institucionalizadas de cooperación Sur-Sur en los planos político y económico. Estas tendencias demuestran que la colaboración entre países en desarrollo es beneficiosa y está en auge.

En este contexto, debemos aprovechar las nuevas oportunidades para reforzar la cooperación entre los países en desarrollo, especialmente en este momento tan prometedor, cuando la comunidad internacional se ha embarcado en el cumplimiento de la Agenda 2030 para Desarrollo Sostenible y aspira a convertir en realidad su ambicioso propósito de que todas las personas tengan una vida digna.

La cooperación Sur-Sur es una manifestación de solidaridad entre los países en desarrollo que sigue impulsando decididamente el progreso. Su función se ha puesto de relieve en la Agenda 2030, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres, la Agenda de Acción de Addis Abeba, el Acuerdo de París sobre el cambio climático y la Agenda para la Humanidad. Este es el momento de aportar hechos que se correspondan con esos compromisos.

Actuar ahora es esencial para poder estar a la altura de los muchos y graves retos que afrontamos. Si bien los niveles de vida han aumentado en todo el Sur global, los países en desarrollo siguen experimentando dificultades ante la existencia de numerosos y complejos retos que ralentizan el progreso. La acción colectiva es crucial.

En lo tocante a la lucha contra el cambio climático, la cooperación Sur-Sur y triangular puede contribuir a mantener el calentamiento global ampliamente por debajo de los 2 grados Celsius. En reconocimiento de ese potencial, mi Oficina Ejecutiva, en colaboración con la Oficina de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur, puso en marcha el pasado abril el proyecto «Southern Climate Partnership Incubator». Esta nueva iniciativa promoverá y apoyará la colaboración en materia de lucha contra el cambio climático.

Tras este Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur, reafirmemos nuestro compromiso con este valioso medio de lograr el desarrollo sostenible y mejorar la vida de miles de millones de personas en el Sur global y más allá.

La cooperación Sur-Sur es una manifestación de solidaridad entre los países en desarrollo
Comentarios