Conversando con uno mismo, con la política en primer plano

Mesa de una tertulia. / Pixabay
Mesa de una tertulia. / Pixabay
El autor recoge en este artículo algunas de aquellas frases que, oídas, o leídas, le resultaron interesantes.
Conversando con uno mismo, con la política en primer plano

De cuando en vez, una frase, un pensamiento propio o no en una conversación, o en un medio de comunicación, nos impresiona, nos impacta, y nos obligamos a conservar esa idea en la memoria.

Tengo recogidas algunas de aquellas frases que, oídas, o leídas, me resultaron interesantes.

Estas frases, pueden ser una conversación del lector consigo mismo que le hará sentir la relatividad de su propia conciencia.

1.- Era un hombre que podía hacer favores y en consecuencia era muy respetado.

(De un periodista que me comentó que cuando uno está en condiciones de hacer favores, no es probable la critica en su medio. No le pregunté a que tipo de favores se refería, ni la “cuantía” de los mismos, por prudencia).

2.- Tenemos tanta abundancia de agua, vientos, y bosques en Galicia, que seguramente nos acabaremos empobreciendo más.

(De un economista joven e inexperto que no cree en el mercado sin regular).

3.- Se parecían tanto a mí, que acabé por quererme más.  

(De un conocido que siempre me dice muy serio que no conoceré jamás a nadie como él).

4. -Es una persona muy desgraciada, jamás estuvo enfermo y nunca tuvo necesidades.

(De un vecino en el paro y con artritis reumatoide que se suele consolar así).  

5.- Compraba únicamente lo necesario, y a pesar de ello se arruinó.

(Constatación real de que se puede tener un trabajo de ocho o más horas diarias, y no llegar a cubrir gastos de la familia a final de mes, le sucede a un compañero del café, el cual está invitado hasta su jubilación).

6.- Era un hombre muy alegre que estaba triste, y acabó por contagiarme.

(Mi vena compasiva de tristeza propia, por tristeza ajena, me afectó varios días con una persona muy querida del grupo).

7.- Tuve muchos amigos, pero llegué a no tener casi ninguno.

(Otro amigo nos constata la frase poco después de caer en desgracia). 

8.- La quería tanto que nunca le hablé del amor que por ella sentía.

(De un conocido divorciado del grupo.

No seamos machotes tontos, y si es asi, digámosles que las queremos mucho, aunque solo sea de cuando en vez. Decisión que fue adoptada por unanimidad).

9.- Era tan anciano, que parecía un niño.

(Me dijo mi madre desde sus 94 años esto de un amigo suyo de la infancia. Le contesté que los niños se pueden parecer a los ancianos, pero sin la pensión. Sonrió).

10.- Era o un juez o solo una toga, nunca supe distinguirlo.

(Se lo oí decir a un querido alcalde que vio como su causa quedaba definitivamente archivada, después de 12 años de espera y muchos gastos, y que estaba, desde aquel entonces, fuera de la vida pública, por sospechoso de corrupción, además de condenado por la opinión publica y la publicada). 

11.- Aprendí en la facultad tantas cosas juntas, que las tuve que olvidar enseguida.

(Lo comenta un pariente mío que ejerce como maestro y desea enseñarles a sus alumnos, que el mirar es diferente del ver, y que educarse, es básicamente aplicar lo que se aprende en el colegio a situaciones de la vida real).

12.- Me mentía siempre, para que así yo pudiera comprender la importancia de la verdad.

(De un conocido nuestro precursor de remedios contra bulos o patrañas, hoy día felizmente asesor del PP).

13.- Tenía tan poco sentido común, que todos los listos decían que era un tipo genial.

(Por muy estúpidos que sean ciertos políticos, siempre tienen electores más necios). Acuerdo general. 

14.- Conocí a gente buena que nunca supo ser alguna vez mala, aunque solo fuera por necesidad.

(Conversación literaria entre nosotros sobre las diferencias entre, “ingenuos e inteligentes”: los primeros perdonan y olvidan, los últimos perdonan, pero no olvidan, según Thomas Szasz). 

Acuerdo unánime del grupo de inteligentes, es decir de todos nosotros, según costa en una servilleta-acta).

15.- El progreso y el cambio van siempre de la mano juntos, pero por unos pocos de cada vez.

(Recordamos en la charla, aquella Compostela en la que peatonalizar la Ciudad Histórica, o rehabilitar su patrimonio, decidido por unos pocos, dio lugar a manifestaciones tumultuosas y criticas de muchos con pancartas, y siempre conducidos por los que hoy las hacen suyas sin rubor alguno).

16.- Le hice un gran favor a ese amigo, y no me volvió a saludar jamás.

(Parece que es un comportamiento freudiano muy frecuente, según pudimos comprobar empíricamente por las manifestaciones de varios de los presentes. Por lo visto los favores suelen ofender, pero siempre después de hechos).

17.- Me decía fulanito, que la casualidad y el mercado lo gobiernan todo, pero él tenía en nómina a cien políticos, varios jueces, y diez periódicos.

(Quizás no fueran tantos, pero él presumía de esto. Hoy empiezo a creerlo de ciertos grupos de presión políticos, empresariales, y económicos).  

18.- En este siglo tenemos de todo: más tecnología, más conocimientos, más recursos, y hasta más desigualdad.

(Lo manifiesta en cada café, un entrañable viejo sindicalista que todavía cree en la lucha de clases).

19.- Votar siempre voté, pero nunca me sentí responsable de lo votado, por esa razón, seguiré votando a los mismos.

(Lo comentamos muchas veces con perplejidad, hay muchos ciudadanos que votan en contra de sus intereses y no lo saben).

20.- No creo que haya muchos políticos malvados. Sus estupideces se explican simplemente por su ineptitud e incompetencia.

(Afirmación con la que estamos de acuerdo cinco de los seis contertulios, el único disidente es amigo, pero político en activo).

21.- Estaban convencidos de la necesidad de un cambio profundo como solución, pero sin cambiar ni las ideas, ni los proyectos, ni los comportamientos, únicamente cambiando de personas.

(Una versión ampliada del Gatopardo de Lampedusa, que un tertuliano de la cafetería atribuye en exclusiva un partido político de izquierdas, pero, que es algo muy extendido).

22.- Muchas personas no distinguen bien los hechos de la ficción, o el conocimiento de las creencias. 

(Comentamos que las anécdotas sustituyen a los datos y los bulos a la realidad machacona de los hechos, y por esa razón las historias o historietas emocionantes, aunque sean falsas, convencen más y mejor).  Hubo acuerdo

23.- Llegará un día en el que comentemos lo que se podía haber hecho, pero habrá pasado el tiempo de lo que se pudo hacer.

Advertencia sobre una predicción política que solo el PP gestiona bien: Hay muchas más formas de no hacer  nada y entusiasmar al personal, que de hacer algo útil, sin cabrear a muchos).

Si has llegado hasta aquí leyendo, te habrás perdido un gol del Barcelona o del Madrid, una discusión “culta” entre las rabaneras descaradas de Sálvame, una información política sesgada contra la izquierda en la TVG o TVE, y, seguramente, la última frase de Feijóo, pero de esto último, no debes preocuparte: la repetirán los medios varias veces al día y al mes). @mundiario

Conversando con uno mismo, con la política en primer plano
Comentarios