Besteiro: Galicia podía ser protagonista de los cambios en Cuba y no lo está siendo

José Ramón Gómez Besteiro, secretario general del PSdeG - PSOE.
José Ramón Gómez Besteiro, secretario general del PSdeG - PSOE.

Conversaciones con Líderes es una serie de esta autora en la que esta vez es protagonista José Ramón Gómez Besteiro, secretario general del PSdeG - PSOE.

Besteiro: Galicia podía ser protagonista de los cambios en Cuba y no lo está siendo

Conversaciones con Líderes es una serie de esta autora en la que esta vez es protagonista José Ramón Gómez Besteiro, secretario general del PSdeG - PSOE.​

José Ramón Gómez Besteiro habla, a fondo, en esta conversación sobre la situación de su partido, el PSOE; las próximas elecciones generales del 20 de diciembre en España; la moción de censura en Diputación de Lugo, el papel de Galicia en el mundo y el estado de la sanidad. Da por hecha su candidatura a la presidencia de la Xunta de Galicia en 2016. 

- ¿Cuántos PSOEs hay en Galicia?

- Bueno… hay un único PSOE y además de una forma clara y rotunda. Cuando yo accedí a la secretaría general, hace 2 años, se hizo a través de un proceso novedoso, soy el primer secretario general que sale elegido por primarias, por la votación de la militancia y la militancia decidió, por un 77%, que el secretario general debería de ser José Ramón Gómez Besteiro y que debería dirigir este partido hasta el próximo congreso. Y ahí estamos, por tanto, sólo hay un partido socialista en Galicia y en España.

- ¿No hay divisiones?

- El PSOE es un partido muy fértil en opiniones diversas. Eso no significa que haya indisciplina, sino que, efectivamente, es tradicional que en el PSOE haya opiniones diferentes, opiniones compartidas, y eso no hay que verlo como un proceso negativo, sino todo lo contrario, muy enriquecedor. Eso es lo que nos permite a nosotros dirigirnos a un amplio sector de la sociedad, donde hay personas que se sitúan en el centro político, en la izquierda… eso es lo que nos hace ser un partido político central y esa libertad de pensamiento, que es muy importante para los socialistas, la explicitamos en las reuniones de partido, pero eso para mí no es negativo, es positivo.

"Con Pachi Vázquez no hay ningún tipo de enemistad, sino todo lo contrario"

 

- ¿Se arreglaron las diferencias con Pachi Vázquez, su antecesor?

- No había diferencias. Pachi Vázquez fue un buen secretario general, ahora hay otro y esto hay que verlo en la normalidad de la transición de un secretario general a otro y de la evolución del partido socialista, pero no hay ningún tipo de enemistad, sino todo lo contrario.

- ¿Qué ha pasado en la Diputación de Lugo para que el PSOE consiguiera la presidencia mediante una moción de censura?

- Ha pasado algo que está dentro de la normalidad democrática. El 24 de junio ocurrió una anormalidad democrática, un accidente, algo que a los socialistas no nos gustó y es que hubiera una persona que votara en un sentido distinto de las órdenes dadas por el partido, pero efectivamente esa situación se recuperó y, por tanto, yo, que soy una persona muy positiva y muy de encarar el futuro con optimismo, creo que lo importante de esta semana fue la recuperación de la normalidad democrática. Y al final pasó que 4 es más que 3. Lo que votaron los ciudadanos de Lugo el pasado 24 de mayo es lo que finalmente se ve reflejado en la institución provincial, que es una mayoría muy importante de socialistas que son los que van a dirigir la Diputación de Lugo gracias al apoyo del BNG… Sí, también es cierto.

"Deseo ser el próximo presidente de la Xunta de Galicia"

 

- ¿Se encuentra con fuerzas para afrontar las elecciones autonómicas de 2016 y ser el candidato?

- Absolutamente, ayer me preguntaba un vecino si seguía pensando en ser candidato. Lo creo y lo deseo. Deseo ser el próximo presidente de la Xunta de Galicia. Por eso me sorprendía que Alberto Nuñez Feijóo dilatara esta cuestión al primer trimestre del año que viene, esto no es tener claro un compromiso con tu país. Yo sí lo tengo claro.Tengo un compromiso claro con mi partido y con mi país, con Galicia y por tanto, en ese sentido tengo una voluntad clara de ser el candidato a la presidencia de la Xunta y de serlo además. Hay una oportunidad en Galicia para el cambio y creo que todo lo que se estuvo viendo en los últimos procesos electorales se va manteniendo, como la pérdida evidente de votos y de confianza del PP y eso abre un espacio al cambio. El cambio es posible y eso es a lo que el PSOE tiene que dedicarse y su secretario general los próximos meses.

José Ramón Gómez Besteiro y Begoña Vila. / Mundiario
José Ramón Gómez Besteiro y Begoña Vila. / Mundiario

 

- ¿Se siente apoyado por su partido?

- Totalmente... totalmente. Yo decía al principio que soy el primer secretario general socialista de España elegido por un proceso de primarias, eso no sirvió para sacar pecho, pero sí para tener un reconocimiento de un apoyo muy importante: el 77% de la militancia votó en votación abierta y secreta y, por tanto, ese es un respaldo y una garantía que es lo que a mi me impulsa todos los días.

- Como ya ha confirmado que será el candidato del PSdeG - PSOE a presidir la Xunta de Galicia, ¿qué apoyos parlamentarios buscaría?

- No, no…..los compromisos hay que buscarlos con toda la ciudadanía, antes me refería al papel central que tiene el PSOE en la sociedad y es un papel que no debemos de perder. El PSOE hoy es un partido que es capaz de poder entablar un diálogo constructivo con casi todas las fuerzas políticas, es verdad, que con el PP estamos  en una posición de 180º, pero es que, evidentemente, representamos la alternativa política al PP. Al PP le pasa lo contrario, está en una posición de aislamiento. Debemos de seguir el mandato popular, lo que la ciudadanía quiere. Las próximas elecciones generales le darán un enorme protagonismo en España al PSOE, estoy convencido, la elección de los votantes va a ser si quieren a Mariano Rajoy o a Pedro Sánchez y yo creo que efectivamente va a haber un mayor apoyo para Pedro Sánchez.

- ¿A quién prefiere de adversario en el año 2016, a Nuñez  Feijóo o a Alfonso Rueda?

- Créame que no me preocupa, la verdad es esa. Nuñez Feijóo no parece que esté muy comprometido con esta situación porque una persona que quiere repetir y que está convencido y que su compromiso es Galicia y si nadie se opone, no tendría inconveniente en decir que quiere ser el candidato. Como eso no está claro, ya que el mismo no lo aclara ni lo explicita, parece que hay poco compromiso.

"En Galicia tenemos un partido nacionalista y lo respeto profundamente, por eso comparto gobierno y compartí gobierno durante 8 años con esa fuerza política"

 

- ¿A quién prefiere de vicepresidente de la Xunta de Galicia si usted llega a presidirla?

- Lo importante, y en lo que el PSOE está para las próximas elecciones autonómicas, es ser capaces de trabajar con los ciudadanos, en esa alianza del cambio que se puede producir en Galicia. No existe ningún indicador macroeconómico en Galicia que nos sitúe mejor que el resto de España. En todo divergemos, salvo en una cosa y es que tenemos un claro problema demográfico, salvo la población de más de 65 años, en eso sí que ganamos, pero todos los indicadores económicos nos sitúan cada vez más lejos de España, algo que no ocurría desde el año 2008-2009, en donde los indicadores eran de convergencia más que de divergencia. Y eso responde a un modelo de hacer política del PP de los últimos 7 años, por tanto, ya no es cuestión de quienes van a ser los hombres y las mujeres que conformen un gobierno, sino qué es lo que van a hacer, que es lo que va a hacer ese gobierno y creo que lo que debe hacer un gobierno es establecer y dejar bien claro que hay otra forma de hacer política, que hay que crecer en Galicia y que hay que atajar los verdaderos problemas que tiene este país. El problema demográfico es muy serio, no es un problema exclusivo de Galicia, sino también de Castilla-León, Asturias, Extremadura, Andalucía... Es un problema de Estado y como tal debe de ser tratado. Es el principal problema de Galicia junto con el desempleo. A mí me obsesiona el compromiso con este país y la generación de una alternativa necesaria de enfocar los problemas de Galicia de una manera distinta y dentro de un país que se llama España que todos queremos, apreciamos y que nos sentimos profundamente españoles. Eso sí, somos un pueblo distinto, con una tradición distinta, una lengua distinta, pero efectivamente un papel relevante que Galicia debe tener en el marco de la constitución del 78 marcó como lo que son las comunidades históricas. Por tanto, nos sentimos cómodos en España. En Galicia tenemos un partido nacionalista y yo lo respeto profundamente, por eso comparto gobierno y compartí gobierno durante 8 años con esa fuerza política. Yo no soy nacionalista, pero es verdad que es un partido que se sitúa en torno al 9-10% del electorado. Esa es la riqueza de la democracia, la pluralidad. Tenemos que vivir sin ansiedad esa situación, eso sí, sabiendo claramente hacia donde vamos y sabiendo qué cosas nos separan y cuáles nos unen.

- En cuanto a la sanidad, ¿tiene a alguien en miras?

- Sé quien no va a ser: Rocío Mosquera no va a ser. Es pronto para hablar de nombres, pero sí es verdad que la sanidad pública ocupa un espacio de preocupación de los ciudadanos en Galicia más que evidente y eso se enmarca también desde la perspectiva de que los ciudadanos qué sociedad quieren tener en el futuro. Pedro Sánchez decía que si queremos tener una sociedad del bienestar, asentada en servicios públicos potentes, eso va a tener un coste y ese compromiso tiene que aceptarlo la ciudadanía, no es algo que podamos mirar para otro lado. La sanidad pública sigue siendo muy buena en España, debemos fortalecerla y se refuerza a base de elecciones que hacen los ciudadanos sobre lo que quieren priorizar y yo creo que hoy el valor de la sanidad pública está entre las 5 primeras cuestiones que preocupan a los ciudadanos. Desde el gobierno tenemos una posición clara a favor de la sanidad pública, porque prestó muy buenos servicios a esta sociedad durante los últimos 35 años y así debe de seguir siendo.

"El modelo político del PSdeG es galleguista"

 

- ¿Debe parecerse el PSdeG al PSC, al PSE o al PSOE andaluz?

- No, el PSdeG ha de ser el PSdeG. Hay que sacar el valor que tiene Galicia como comunidad autónoma y como país. Un ejemplo: ante la situación que se está viviendo ahora en Latinoamérica, en Cuba... el protagonismo de Galicia era extraordinariamente importante. Lo que echo de menos son los dirigentes que sean capaces de recuperar ese protagonismo y Galicia los tenía de la mano de Manuel Fraga, una persona con la que difiero políticamente, pero no dejo de reconocer que ese papel institucional que tenía Galicia en el extranjero, relaciones comerciales… Nuñez Feijóo lo dilapidó. Fíjese usted la relación que teníamos con Cuba, podíamos ser protagonistas de los cambios que se están produciendo y no lo estamos siendo, por tanto, yo creo que el PSdeG tiene que reivindicar el papel claramente galleguista que tiene. Está impregnado dentro de su ADN, es algo a lo que no podemos renunciar. Es verdad que somos un partido federal, pero el PSOE ha de ser auténtico, en el territorio gallego tiene una marca muy importante de galleguismo, por tanto, no se trata de compararse, sino de ser realmente lo que uno debe ser.

- ¿Hay fecha para el Congreso Nacional del PSdeG - PSOE?

- Será posterior al congreso federal. El congreso federal en España se situará en torno a los meses de febrero-marzo, por tanto, es previsible que en abril-mayo haya un congreso también aquí en Galicia, siguiendo la pauta de todos los congresos en toda España.

- ¿Qué pasa con el PSOE en A Coruña, ciudad que hace años era su feudo?

- Lo que se impone ahora en el Concello de A Coruña es diálogo y responsabilidad y en este sentido el plus de responsabilidad lo tiene quien desarrolla el gobierno, es decir, el propio alcalde, y por tanto, yo apelo al diálogo, porque efectivamente la situación deriva de lo que los ciudadanos quisieron. Cuando no hay mayorías hay que conformarlas con diálogo constructivo.

Besteiro: Galicia podía ser protagonista de los cambios en Cuba y no lo está siendo