El Constitucional paraliza la ley del referéndum y advierte a los alcaldes de que no colaboren

Tribunal Constitucional. / RR SS
Tribunal Constitucional.

Apercibe a los cargos independentistas y suspende la vigencia de la ley de referéndum, la convocatoria, las normas para organizarla y la Sindicatura electoral. Pero el Parlament siguió avanzando en su deriva y muchos alcaldes ya se pronunciaron en sentido contrario a las indicaciones del Tribunal Constitucional.

El Constitucional paraliza la ley del referéndum y advierte a los alcaldes de que no colaboren

"La buena suerte libra a muchos de su castigo, pero a nadie del miedo."

Lucio Anneo Séneca, filósofo latino.

A petición del Gobierno de España, el Tribunal Constitucional decidió suspender la vigencia de la ley de referéndum del 1-O y advirtió a los alcaldes de que no colaboren en su organización. También apercibió a los cargos independentistas y suspendió la vigencia de la convocatoria de la consulta, las normas para organizarla y la Sindicatura electoral. Pero el Parlament siguió avanzando en su deriva y muchos alcaldes ya se pronunciaron en sentido contrario a las indicaciones del Tribunal Constitucional.

La cámara autónoma catalana aprobó de madrugada la ley de transitoriedad con los 71 votos de JxSí y la CUP y 10 en contra de Catalunya Sí que es Pot. Como ya hicieron con la ley del referéndum, los diputados del PP, PSC y Ciutadans abandonaron el hemiciclo antes de que se votase la ley de transitoriedad. El Parlament ha aprobado, pues, el marco legal por el que debe regirse Cataluña si el 1-O gana el Sí hasta las elecciones constituyentes y que reconoce la soberanía del Arán y del pueblo aranés.

El texto de la ley Fundacional de la República y de Transitoriedad vio la luz pocas horas después que el Tribunal Constitucional suspendiera la Ley del Referéndum

El texto de la ley Fundacional de la República y de Transitoriedad vio la luz pocas horas después que el Tribunal Constitucional suspendiera la Ley del Referéndum y también después de una larga sesión marcada por la bronca, paros continuos, reconsideraciones, un acuerdo del Consell de Garanties Estatutàries (CGE) que regañaba a la Mesa e incluso –según La Vanguardia– algún problema de entendimiento dentro de la mayoría independentista.

"Frente al enorme desafío lanzado por el bloque independentista al aprobar la ley y el decreto de convocatoria de un referéndum secesionista ilegal, antiestatutario y anticonstitucional, se levantó ayer una múltiple contraofensiva, firme, serena y proporcionada", destaca un editorial de El País. Según el diario de Prisa, salieron en defensa de la legalidad democrática y de los derechos cívicos de los ciudadanos las principales instituciones del país, el Gobierno, grandes partidos, el sistema judicial: cada uno defendiendo el respeto al Estado de derecho desde su ámbito competencial. 

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha descrito la nueva ley como un instrumento para “liquidar la Constitución y el Estatuto”. Para este líder socialista, la ley “entierra a Montesquieu” y es “una chapuza jurídica”. “Ustedes mismos saben que tiene escaso rigor y que pasará en el cajón de leyes suspendidas”, ha criticado Iceta. Pero el independentismo sigue a lo suyo. ¿Hasta cuándo?

El Constitucional paraliza la ley del referéndum y advierte a los alcaldes de que no colaboren
Comentarios