Las confesiones de Juan Carlos I desde Emiratos Árabes: "Aquí no molesto a la corona"

Rey Felipe VI y Juan Carlos I. / Casareal.es
Rey Felipe VI y Juan Carlos I. / Casareal.es
El rey emérito revela detalles sobre su vida en Abu Dabi, su actual relación con el rey Felipe VI o si le gustaría volver a España en una entrevista con la escritora francesa Laurence Debray.
Las confesiones de Juan Carlos I desde Emiratos Árabes: "Aquí no molesto a la corona"

Juan Carlos I se confiesa. El rey emérito, instalado en Emiratos Árabes Unidos desde agosto de 2020 mientras es investigado por la Fiscalía del Tribunal Supremo, ha revelado detalles sobre su “nueva vida” en Abu Dabi, cómo es su actual relación con el rey Felipe VI, o si le gustaría volver a España en una conversación con la historiadora Laurence Debray, autora del ensayo Mon roi déchu (Mi rey caído), que verá la luz en octubre en Francia. 

El semanario Paris Match ha adelantado este jueves algunos fragmentos del libro en el que la escritora (que además es autora de una biografía de Juan Carlos I y de un documental televisivo grabado poco antes de su abdicación en 2014), recoge una entrevista que hizo al emérito la primavera pasada en la capital emiratí. 

 - "¿Por qué aquí?", pregunta Debray a Juan Carlos I. “Desde aquí no molesto a la corona”, resume el entrevistado. La autora añade que el exjefe de Estado español quiso ir a Portugal, pero dicho destino era "demasiado próximo. Le pidieron que se fuera más lejos". “¿Va a regresar pronto?”, pregunta la escritora –hija del icono de la izquierda Régis Debray- en otra parte de la conversación. “No tengo ni idea. Algunos están muy contentos de que me haya ido”, responde Juan Carlos I. “¿Pero a quién se le ocurre marcharse? Me pregunto quién le aconsejó que lo hiciera”, sigue Debray. “Tenía que soportar muchas presiones”, zanja el rey emérito. 

Paris Match cuenta que el día de la entrevista en Abu Dabi, Juan Carlos de Borbón llegó vestido “como un jubilado americano (...), lleva zapatillas deportivas, tejanos, una camiseta”. En Abu Dabi lo acompañan cuatro guardaespaldas españoles y un matrimonio filipino, que se ocupa de la casa y la comida. Y su día a día es rutinario: se acuesta pronto, se levanta a las siete de la mañana, hace un poco gimnasia, lee la prensa española, habla con sus abogados o conversa “con los amigos que le quedan”, detalla la publicación. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Paris Match (@parismatch_magazine)

 

Nula relación con Felipe VI

Sobre su relación con Felipe VI, el semanario apunta que Juan Carlos I recibió “una puñalada simbólica”. Y explica que el Rey no llamó a su padre el pasado 5 de enero pasado para felicitarlo el día que cumplía 83 años. Fuentes cercanas al rey emérito, sin embargo, han asegurado que Felipe VI sí lo llamó y que la afirmación de Paris Match responde a "una mala interpretación".

El artículo también detalla que Juan Carlos I  “se pasa el día evocando su retorno a España” y que lo que más echa de menos es… “la comida”. El rey emérito recibe regularmente la visita del emir de Abu Dabi; además de la de sus hijas, que viajan a verle tres o cuatro veces al año.

“Felipe VI”, analiza Debray, “se esfuerza por reparar la herencia de Juan Carlos haciendo de la Corona una institución inatacable y regulada. Un parricidio en nombre de los intereses del trono. Juan Carlos es un rey caído, pero ante todo es un padre repudiado. Quizá su mayor fracaso resida ahí, en esta negación. Héroe político: la cara; antihéroe patriarcal: la cruz”. 

En un momento de la conversación, Debray anima a Juan Carlos I a “luchar por salvar su legado”. “Las instituciones que he dejado deberían bastarse. Hablan por sí solas. Pero es verdad. Se destruyen más fácilmente las instituciones de lo que se construyen”, responde el rey emérito. @mundiario


 

Las confesiones de Juan Carlos I desde Emiratos Árabes: "Aquí no molesto a la corona"