Los condenados por el asedio al Parlament de 2011 serán enviados a prisión

Tribunal Constitucional. / Mundiario
Tribunal Constitucional. / Mundiario
La sentencia del Supremo, que impuso tres años de prisión por un delito contra las instituciones, es ratificada por el Constitucional donde el voto de los tribunos estuvo dividido.
Los condenados por el asedio al Parlament de 2011 serán enviados a prisión

Confirmación de parte. La sentencia de tres años de prisión dictada por el Tribunal Supremo, contra los implicados en el asedio al Parlament de Cataluña los días 14 y 15 de junio de 2011, fue ratificada este jueves por el Tribunal Constitucional. La decisión fue dividida: seis a favor y cuatro en contra.

Esto se llega a concretar tras no aceptarse otro proyecto de fallo en el que se le concedía amparo a los condenados porque sus testimonios no fueron recogidos. En concreto, el Constitucional acepta que los hechos constituyeron un delito contra las altas instituciones del Estado, y rechaza que el ejercicio del derecho de manifestación pueda llevar a impedir la labor de los parlamentarios.

Claros ejemplos del hostigamiento en el Parlament fue la llegada del entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, en un helicóptero o el acoso a los diputados a la hora del ingreso a la Cámara autonómica.

"Los condenados por el Supremo habían sido absueltos en primera instancia por la Audiencia Nacional, que consideró que aquella protesta obedeció a la voluntad de los manifestantes de hacerse oír en un contexto de recortes presupuestarios y crecientes necesidades sociales (un mes antes había estallado el movimiento 15-M)", recuerda El País.

"El Supremo, en cambio, rechazó estos argumentos y afirmó que los derechos que la ciudadanía había visto vulnerados eran los de participación política, a través de sus representantes, que tuvieron que vencer un cerco para acceder al Parlamento y desarrollar su labor", agrega el citado medio.

El Constitucional ha compartido ahora el criterio de que los hechos constituyeron un delito contra las altas instituciones del Estado, respecto de los cuales no puede lanzarse el mensaje de que han permanecido impunes. El siguiente paso es que enviará su sentencia a la Audiencia Nacional, que fue el tribunal que juzgó en primera instancia a los implicados, para que ejecute lo dispuesto.

Los condenados pueden pedir a la Audiencia que suspenda la ejecución de su pena a la espera de la decisión sobre la petición de indulto. @mundiario

Los condenados por el asedio al Parlament de 2011 serán enviados a prisión