La comunidad internacional, dividida ante la grave situación en Venezuela

Vladimir Putin, presidente de Rusia. / Clarín
Vladimir Putin, presidente de Rusia. / Clarín

Apenas unos minutos después de la declaración de Guaidó en Caracas, el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, emitió un comunicado en el que reconocía al opositor como presidente interino de Venezuela.

La comunidad internacional, dividida ante la grave situación en Venezuela

La autoproclamación del jefe del Parlamento venezolano, el opositor Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela ha provocado una oleada de reacciones internacionales.

Estados Unidos, Brasil o Canadá se apresuraron a dar un paso adelante en favor del opositor. Mientras, Rusia y China, los principales aliados del régimen chavista, han dado su apoyo firme a Nicolás Maduro y han advertido a EE UU que se opondrán a una "intervención militar" para apoyar a Guaidó, recoge El País. Otros, como la UE, España, México o la ONU piden diálogo.

De hecho, Moscú ha mostrado un fuerte respaldo público a Maduro, al que ha definido como un "socio estratégico", y ha dejado claro que le apoyará. El primer ministro ruso, Dmitri Medvedev, habló de "pseudogolpe apoyado por líderes de varios países". "Nadie tiene derecho a deponer al jefe de Estado con métodos ilegales", dijo el líder de Rusia, que se ha puesto a la cabeza del bloque de países —además de China, Turquía, Bolivia, Nicaragua, Irán— del lado de Maduro.

Guaidó, de 35 años, apeló este miércoles a su condición de presidente de la Asamblea Nacional para forzar la salida del mandatario Nicolás Maduro al considerar ilegítimo el segundo mandato del líder chavista. Apenas unos minutos después de la declaración de Guaidó en Caracas, el mandatario de Estados Unidos, Donald Trump, emitió un comunicado en el que reconocía al opositor como presidente interino de Venezuela. El Gobierno estadounidense también ha instado a Maduro a que deje el poder, advirtiéndole de que "todas las opciones" están sobre la mesa si recurre a la fuerza para reprimir a los opositores. El líder chavista no tardó en responder y anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con Washington.

Enseguida se pronunciaron algunos de los principales Gobiernos de Latinoamérica. Once de los 14 países que conforman el Grupo de Lima, un organismo multilateral creado en 2017 para colaborar a resolver la crisis venezolana, también han reconocido la legitimidad de Guaidó como presidente de Venezuela. Los Estados que han reconocido la legitimidad del autoproclamado "presidente interino" de Venezuela son Brasil, Canadá, Argentina, Perú, Colombia, Chile, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá y Paraguay. Lenín Moreno, presidente de Ecuador, país que no pertenece al Grupo de Lima, también ha mostrado su respaldo a Guaidó, aunque ha urgido a una convocatoria electoral.

Por su parte, Luis Almagro, secretario de la Organización de Estados Americanos (OEA), que siempre se ha mostrado muy crítico con Maduro, felicitó a Guaidó por Twitter. La OEA ya ha comunicado que el viernes se reunirá de forma extraordinaria para hablar sobre la crisis venezolana.

Rusia, uno de los mayores aliados de Maduro, al que ha respaldado con ayuda financiera en forma de préstamos millonarios e inversiones en el sector de los hidrocarburos y militar, ha hecho una defensa encendida del régimen chavista. "Consideramos que el intento de usurpar el poder de Venezuela contradice lo principios de Derecho internacional", ha dicho el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, en una rueda de prensa. El ministerio de Exteriores ruso, encabezado por Serguéi Lavrov, de viaje oficial en Argelia, criticó también la "injerencia extranjera" y en un comunicado afirmó que puede derivar en una catástrofe e incluso en "derramamiento de sangre".

También China ha mostrado su apoyo al líder chavista y censuró la "intrusión" de EE UU en los "asuntos internos" del país sudamericano. "China apoya los esfuerzos del Gobierno de Venezuela para mantener su soberanía, independencia y estabilidad", ha dicho este jueves la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying.

En la misma línea se ha manifestado Evo Morales. El presidente boliviano responsabiliza a EE UU de "promover un golpe de Estado" en Venezuela. Por su parte, el canciller cubano Bruno Rodríguez ha tuiteado: "Firme apoyo y solidaridad de Cuba con el presidente constitucional Nicolás Maduro ante este intento golpista". Cuba ejerció una enorme influencia en Hugo Chávez y La Habana ha contado con la ayuda económica de su aliado, que resulta ser el país con las principales reservas de petróleo del mundo.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, llamó este miércoles por la noche a su homólogo venezolano para expresarle su respaldo, según ha informado el ministro de Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu. "¡Maduro, hermano! Mantente firme, estamos contigo", le dijo Erdogan.

El Ejecutivo nicaragüense, aliado del Gobierno de Maduro en la región, ha transmitido su "solidaridad" hacia el presidente con estas palabras: "Hermanados en el Alba, todos somos Venezuela. Americalatinacaribeña, cuna de grandes y luminosos seres, reivindica dignidad y grandeza frente al imperio" estadounidense. Tanto el régimen sandinista como el chavista arrastran una crisis institucional y social con movilizaciones de gran parte de sus ciudadanos contra los respectivos Gobiernos que han sido duramente reprimidas. Y que les han valido el rechazo de la mayoría de sus vecinos americanos. @mundiario

La comunidad internacional, dividida ante la grave situación en Venezuela
Comentarios