Buscar

MUNDIARIO

¿La compra de los blindados es una decisión política o práctica?

A pesar de estar en funciones, el Consejo de Ministros autorizó el pago una suma cercana 2.100 millones a Santa Bárbara Sistemas para la adquisición de 346 unidades 8x8.

¿La compra de los blindados es una decisión política o práctica?
Blindado 8x8 que se encuentra en el medio de la controversia. / Defensa.com
Blindado 8x8 que se encuentra en el medio de la controversia. / Defensa.com

Firma

Rafael Adolfo Vásquez

Rafael Adolfo Vásquez

El autor, RAFAEL ADOLFO VÁSQUEZ, es periodista, creador de contenidos multimedia, editor audiovisual y Community Manager.

El Gobierno en Funciones autorizó al Consejo de Ministros a comprar 346 blindados 8x8 por 2.083.2 millones a la empresa Santa Bárbara Sistemas propiedad de la norteamericana General Dynamics, una operación que llamó poderosamente la atención por las circunstancias políticas actuales de España, en la búsqueda de consenso para crear un nuevo Gobierno. 

Una decisión que según El País, además podría parecer que extralimita sus responsabilidades, porque lo que establece la Ley de 1997, es que el Ejecutivo en funciones debe limitar "su gestión al despacho ordinario de los asuntos públicos, absteniéndose de adoptar, salvo casos de urgencia [...] o por razones de interés general [...] cualesquiera otras medidas".

La pregunta es ¿este asunto se puede interpretar como una decisión política? El Gobierno en funciones advierte que esta decisión se debe a un compromiso ya adquirido durante diciembre del 2018 en el marco de la continuación de la renovación de los sistemas tecnológicos asociados a los VCR que comenzó en el año 2015 cuando estaba en el poder Mariano Rajoy.

El Gobierno informó a través de la ministra de Educación y portavoz del Ejecutivo que "El desarrollo del programa va a potenciar la base industrial española obteniendo un producto nacional, integrado y con la autoridades de diseño en España, tecnológicamente avanzado y de primera categoría a nivel mundial".

Asimismo, Calaá, afirma que la "vulnerabilidad de los BMR quedó expuesta en aquel atentado de Líbano de 2007, que costó la vida a seis soldados españoles" y justificó además que renovar "la flota de vehículos de combate generará unos 650 puestos de trabajo directos y mil indirectos". 

Precisamente a partir de ese atentado, según reza la información colocada en el sitio web de Defensa, el contrato que se ahora se autoriza "tiene su antecedente en el Consejo de Ministros del 2 de noviembre de 2007, que aprobó el Plan de Renovación de Material de las Fuerzas Armadas" en el que incluía la obtención de un vehículo blindado sobre ruedas para sustituir a los obsoletos Blindados Medios sobre Ruedas (BMR,s) siendo el programa interrumpido por falta de financiación".

De esta forma, desde La Moncloa y a través de las voces autorizadas de los jefes máximos de las fuerzas castrenses, intentan cubrirse las espaldas para evitar que se profundice el asombro por una decisión que pudo perfectamente, postergarse hasta que Pedro Sánchez sea investido como presidente del Gobierno. @mundiario