Buscar

MUNDIARIO

"No comparto que se contraponga salud y economía", advierte Felipe González

Para González, el primer requerimiento de la acción de gobierno en la dimensión socioeconómica es el diálogo permanente con los interlocutores sociales, que también aboga por el diálogo con los partidos y con las autonomías y los ayuntamientos.
"No comparto que se contraponga salud y economía", advierte Felipe González
Felipe González, expresidente del Gobierno. / El Confidencial.
Felipe González, expresidente del Gobierno. / El Confidencial.

Firma

Mario Gontade

Mario Gontade

El autor, MARIO GONTADE, es analista de la actualidad. @mundiario

"Estoy entre los que piensan que la prioridad indiscutible es la defensa de la salud de los ciudadanos. No comparto que se contraponga salud y economía, como un dilema que no admita escapatoria", escribe Felipe González, expresidente del Gobierno de España, en el diario El País. A su juicio, un tratamiento decidido de lucha contra la pandemia "es coherente con la defensa del interés general" y "la mejor forma de combatir la crisis socioeconómica que inevitablemente nos provoca esta pandemia", ya que "cuanto antes acabemos con el virus, más fácil será salir de la emergencia económica y social".

Para González, el primer requerimiento de la acción de gobierno en la dimensión socioeconómica es el diálogo permanente con los interlocutores sociales. "Las empresas, sea cual sea su tamaño, tienen un conocimiento mucho más preciso de la realidad en la que se mueven y, por tanto, de cuáles son las condiciones que les pueden permitir enfrentarse a la crisis que atravesamos con el menor coste económico y de empleo, para recuperar su plena actividad cuanto antes", precisa. "Los sindicatos también viven directamente esa realidad y son imprescindibles para que el diálogo, que permite a los gobernantes tomar decisiones, sea fructífero", añade.

"Nada hay más equivocado en esta emergencia que buscar culpables en lugar de sumar esfuerzos", advierte Felipe González, que también indica que "en situaciones de crisis como la actual", el Gobierno tiene que contar "con todas las fuerzas políticas para llegar al máximo consenso en las medidas que hay que implementar".

González concluye que, "como somos un Estado descentralizado políticamente en autonomías y tenemos entidades locales con sus propias competencias", España necesita además que las decisiones de carácter general, de aplicación en todo el territorio nacional, se coordinen con los responsables autonómicos y, en la mayor medida posible, con los ayuntamientos. @mundiario