Buscar

MUNDIARIO

¿Cómo será el futuro de las naciones sin estado en la Unión Europea?

No es el momento de independencia, por diversos motivos políticos y económicos, y eso lo saben en Bruselas,  pero seguramente la verán en la próxima generación, dentro de 25 años.

¿Cómo será el futuro de las naciones sin estado en la Unión Europea?
Europa-Política-Independentismos-en-Europa-3_opt
Movimientos independentistas en Europa.

Antiguamente Europa estaba formada por numerosos reinos, condados y principados de diferentes etnias luchando unas contra otras. Después se formaron los estados centralizados. España, Inglaterra y Francia se formaron con la caída del feudalismo en la Edad Media (siglos XV - XVI). Otros estados europeos a partir del siglo XVII, como las unificaciones de Alemania (numerosos estados independientes) e Italia (estados y ciudades estado).

En la actualidad aparecen desencuentros entre los estados de la UE y sus regiones. Surgen peticiones de referéndums de independencia en Inglaterra (Escocia) y España (Catalunya), o reclamaciones de mayor autogobierno en Francia (Córcega, Bretaña), Italia (Padania), Bélgica (Valones, Flamencos), Alemania (Baviera) entre otros estados.

Algunos estados sin nación europeos sienten una personalidad diferenciada, un ansia de mayor control de lo propio, de la cultura y la lengua, de su territorio, un afán de autogobierno. En definitiva es lo que define el independentismo.

Hoy en Bruselas no se está a favor de ello, con la separación no aumentaría la economía de las naciones, antes bien, los problemas entre los estados de la UE y sus regiones crearían fuertes tensiones.

En Europa ya han ocurrido varias separaciones de estados de una nación, unas llegando a acuerdos como la separación de la antigua Checoeslovaquia, formando ahora dos estados: Chequia y Eslovaquia.

Otro caso con acuerdo fue la separación de la URSS fuertemente centralizada. Rusia logró la separación y afloraron otras repúblicas como Estonia, Letonia, Lituania, Bielorusia, Moldavia, Ucrania, Georgia, Kazakistán, Uzbekistán, Azerbayán, Turkmenistán, Tayikistán y Kirguistán. Una separación sin acuerdo tuvo lugar en Yugoslavia. El mariscal Tito unificó seis pequeñas repúblicas: Bosnia-Herzegovina, Croacia, Eslovenia,  Macedonia, Montenegro y Servia, hasta 1992 en que se separan y empiezan las guerras de los Balcanes.

Para separase, una nación sin estado lo puede hacer de forma amistosa llegando a acuerdos entre ambas o de forma unilateral, sin acuerdo. La nación que lo hace sin acuerdo apela al “derecho de auto determinación de los pueblos” pero este derecho sólo es reconocido por la ONU cuando se trata de una colonia, no de una parte de un estado soberano.

La nación que se separe en Europa quedaría sin el apoyo y los medios de la UE. Coloquialmente se dice “fuera de la UE hace mucho frío”, tendría que volver a iniciar el procedimiento para entrar y tendería que contar con la aprobación de todos los miembros. No obstante el nacionalismo está presente en muchas comunidades europeas y debe ser integrado en el proyecto común de Europa.

Resumiendo: 1.-Estamos en un mundo globalizado que parece desear que no existan diferencias, no obstante el nacionalismo está muy presente en la actividad política de los países. 2.-El independentismo es una aspiración de las naciones sin estado. La UE debe defender la gran diversidad cultural europea dentro de una Europa plural e igualitaria. 3.-Es un desafío de la UE pasar a la “Europa de las Naciones”, pero no antes de que la situación económica, por una mejor organización productiva requiera esos cambios, posiblemente en la próxima generación. @mundiario