Colosio o el trágico fin del "dedazo"

Fotograma. / Netflix
Fotograma. / Netflix

Una serie nos trae la historia del crimen de Luis Donaldo Colosio Murrieta ocurrido en Tijuana, Baja California mexicana, el 23 de marzo de 1994 cuando era candidato a la presidencia de México por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Colosio o el trágico fin del "dedazo"

Carlos Fuentes nos describe en su novela “La silla del águila” (alusión al sillón presidencial mexicano) el mecanismo fundamental de la sucesión política en la época del PRI: el dedazo. Consistía en la potestad del presidente saliente para designar a su sucesor para luego comenzar su ocaso, ante la entronización de un nuevo sol. La originalidad de la novela (una serie de cartas entre los personajes ante el apagón comunicacional decretado por Estados Unidos) nos muestra la realidad caleidoscópica del país y su política.

La serie que comentamos (disponible en Netflix) relata la historia del asesinato del candidato bendecido por el dedazo de Carlos Salinas de Gortari. Pero a partir de la designación las cosas no transcurren según las reglas no escritas de la sucesión. El aspirante más notorio dejado de lado por Salinas no rinde pública sumisión al elegido. Éste a su vez pronuncia un discurso  frente al Monumento a la Revolución Mexicana, el 6 de marzo de 1994 aniversario del PRI, en el que se aparta de la liturgia priísta y habla de crisis, de insatisfacciones, y promete cambios, transformaciones, lo que se interpreta como una crítica y una amenaza al régimen dominante que lo ha prohijado: "Veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales”.

A partir de allí los hechos se precipitan: nerviosismo, intrigas, discusiones entre los actores principales del poder y Colosio es asesinado el 23 de marzo de 1994.

El primero de los ocho capítulos de la serie culmina con el crimen del candidato. Es un inicio flojo porque la caracterización del candidato es débil, se lo muestra con una ingenuidad difícil de imaginar en un hombre de su trayectoria, que había llegado adonde había llegado y que quería hacer lo que quería hacer. Pero a partir de allí la trama de la investigación cobra ritmo y se hace vibrante. Imposible no tener un deja vu del “JFK” de Oliver Stone: la investigación oficial plagada de sospechas; otra paralela que contradice la anterior llevada adelante por un jefe policial  que termina asesinado; la discusión sobre el tirador único o la segunda bala que lo desmiente; el asesino solitario o la conspiración.

Pero aquí la heroína es la viuda, que lucha contra el cáncer que la devora y la llevará a la muerte el mismo año que a su esposo, y contra un muro de silencios, ocultamientos y, quizá, complicidades. Y un final que consagra la duda como única certeza, hasta hoy. En Baja California como fue en Dallas.

Foto Netflix

“Historia de un crimen: Colosio”; serie en Netflix, producida en México en 2018. El guionista principal es Rodrigo Santos y la dirige la mexicana Hiromi Kamata. Los protagónicos están a cargo de Jorge A. Jiménez; Ilse Salas; Gustavo Sánchez Parra; Martín Altomaro y Lisa Owen. @mundiario

Colosio o el trágico fin del "dedazo"
Comentarios