357549

Los colombianos, pendientes de la respuesta de Miss Universo a la invitación de las FARC

Miss Universo 2015, Paulina Vega.
Miss Universo 2015, Paulina Vega.

El mundo tiene la incógnita sobre la invitación que las FARC hizo a la Miss Universo colombiana, Paulina Vega, para sentarse en la mesa de negociación de La Habana, ¿Aceptará Donald Trump? 

Los colombianos, pendientes de la respuesta de Miss Universo a la invitación de las FARC

El mundo tiene la incógnita sobre la invitación que las FARC hizo a la Miss Universo colombiana, Paulina Vega, para sentarse en la mesa de negociación de La Habana, ¿Aceptará Donald Trump? 

Sin quitarle mérito a la nueva Miss Universo, la colombiana Paulina Vega, quién ganó su corona a base de una preparación de 20 años, y que seguro desempeñará un papel significativo durante  los diez meses que durará su reinado, como ella lo argumentó en la gala de coronación: “los colombianos somos gente perseverante, a pesar de cualquier obstáculo que se nos presente seguimos luchando por lo que queremos lograr”.

Por eso, estoy convencida que su agenda incluye muchos proyectos sociales en pro de la educación, niñez, salud, pobreza, etc.; como se ha observado en el itinerario de los anteriores cetros entregados por Donald Trump. Sin embargo, el hecho de pensar que ella podría sentarse en la mesa de negociación en La Habana, no hará que las FARC cedan en su postura, ni en las condiciones que “exigen” para firmar la preciada paz que anhela Colombia. Solo conseguirá que se alargue un proceso que “en principio” debió durar un año, y ya van tres.

En mi opinión, se logrará que las FARC saquen “pecho” diciendo que “ellos” han conseguido que Miss Universo se siente en su mesa, acaparando las portadas de los medios nacionales e internacionales. Y, viendo los resultados “tangibles” del proceso, a día de hoy,  no parece que vaya a avanzar mucho la negociación con su visita. No lo ha conseguido el mismísimo presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, ni las influencias de Barack Obama. Aunque, puede dársele un “nuevo” voto de confianza al proceso, quizás Paulina consigue lo que nadie ha conseguido en medio siglo: ¡La paz!

No obstante, qué podrá hacer y cómo podrá convencer esta barranquillera de 22 años, a tremendos hombres con tanto recorrido a sus espaldas. Si existiera una máquina del tiempo que nos afirmara que sus ideas, junto a su hermosa sonrisa convencerían a los integrantes de la mesa en La Habana, como lo hizo el pasado enero con el jurado en Miami, estoy segura que toda Colombia iniciaría un recolecta de firmas para que el Sr. Trump la dejara viajar a Cuba.

Si bien, no me quiero meter en dónde no me llaman, porque de reinas sé muy poco, por no decir nada. Y, dicen que con la edad se consiguen arrugas y canas, pero se gana un bien muy preciado: madurez y sabiduría, no podría afirmar que Paulina con su corta edad esté preparada para meterse en tremenda jaula de lobos, que más que su opinión llena de vitalidad, seguro que buscan observarla de cerquita con mucho detenimiento.  Espero equivocarme en mi pronóstico, pero viendo que se han cumplido los que he hecho durante los últimos 4 años, creo que la mejor manera de conseguir la paz no es cediendo al deseo de las FARC de ver a Miss Universo sentada junto a ellos, sino es ver a Paulina delante de las instituciones como la ONU, el Estado colombiano, la Casa Blanca, etc., exponiendo sus ideas y luchando por la paz desde el otro lado de la mesa, y no caer una vez más en el juego del grupo guerrillero: publicidad.

Los colombianos, pendientes de la respuesta de Miss Universo a la invitación de las FARC
Comentarios