Colombia en las urnas: el país pide a gritos un futuro mejor

Elecciones en Colombia. wradio
Elecciones en Colombia. / Wradio

Primera cita electoral en 2022. Los colombianos deciden sus representantes al Senado y la Cámara, además de la intención de voto entre las principales coaliciones políticas presidenciales.

Colombia en las urnas: el país pide a gritos un futuro mejor

El poder legislativo de Colombia se decide este domingo entre una complejidad de partidos políticos, frutos del descontento social de un país con más de 21 millones de pobres, que suponen un 42.5% de la población; de las cuales 7.5 millones (15.1%) se encuentran en pobreza extrema, según el Departamento de Estadística Nacional (DANE).

Una situación que se ha agudizado por el impacto de la pandemia por la Covid-19, que más allá de saldarse con 139.255 muertes y más de 6.075.656 contagios a la fecha, se ha traducido en peores condiciones de vida y una tasa de paro de dos dígitos. El desempleo en Colombia se sitúa por encima del 13%, el máximo nivel en las últimas dos décadas y la inflación superó el pasado año el 5,6%, la mayor en cinco años. Colombia aparece por primera vez, en los informes de la FAO entre los países de América Latina con riesgo alimentario extremo, junto a Honduras y Haití, a pesar de ser un país eminentemente agrícola.

La economía colombiana creció un 10,6% en 2021, tras sufrir en el 2020 la peor contracción de la historia (-6,8%). El presidente Iván Duque en su última gira por Europa destacaba que “el crecimiento que hemos alcanzado en el 2021 es el más alto en nuestra historia republicana". No obstante, la imagen que ha marcado a Colombia durante el gobierno del líder conservador nos trae a la memoria una prolongada crisis de impopularidad con protestas, un estallido social vivido en 2021, marcado por el aumento del desempleo, la pobreza, una reforma fiscal que finalmente no vio la luz y la violenta represión policial de la que la ONU dio fiel reflejo. Según proyecciones del Gobierno y la OCDE, se estima que para 2022, el PIB crezca un 5,5% y, para 2023 un 3,1%. 

Elecciones legislativas de Colombia

Colombia elige el Congreso de la República que gobernará en el periodo 2022-2026 entre una amplitud de grupos políticos, más allá de los partidos tradicionales que durante décadas han remado en una Colombia marcada por la violencia, la exclusión y la desigualdad: con el Partido Liberal Colombiano y el Partido Conservador avanzan otras fuerzas como la Coalición Alianza Verde y Centro Esperanza, el Partido de la U, Centro Democrático, el Partido Cambio Radical y la Coalición Mira – Colombia Justa Libres.

Asimismo, en esta cita electoral se dibuja la intención de los colombianos para elegir el próximo presidente, consultas presidenciales (también llamadas interpartidistas) convocadas por los diversos partidos políticos y coaliciones ya que el 29 de mayo se celebrará la Primera vuelta para presidente de la República y, en caso de ser necesaria una segunda vuelta, se celebraría el 19 de junio.

En esta ocasión, 18 candidatos presidenciales forman parte de la baraja y tres coaliciones que abarcan el espectro político: la derecha de Federico Gutiérrez y Alejandro Char con el Equipo por Colombia, la izquierda con el Pacto Histórico bajo el liderazgo de Gustavo Petro y el centro con la Coalición de la Esperanza, con Sergio Fajardo. 

En torno a 38,8 millones de colombianos están habilitados para votar y marcar la hoja de ruta de un país en el que es urgente el compromiso de los jóvenes en la construcción de una mejor sociedad y como dice el abogado experto en derecho constitucional, Gustavo García Figueroa, “la paz no puede ser solo un discurso, debemos trabajar con las víctimas y construir caminos de verdadera reconciliación y progreso”.

Desafíos en las urnas

Entre los desafíos en las urnas están una reforma a la justicia y una renovación del sistema constitucional para combatir la corrupción, la inseguridad ciudadana y el desarrollo de las regiones más pobres del país como el Chocó, la Guajira, Santa Marta, Montería, Cúcuta, Bucaramanga, según el último informe de la red Cómo Vamos.

Por otro lado, favorecer la implementación real de los acuerdos de paz junto a las víctimas del conflicto. “La cultura de la paz tiene que ser política pública como camino de reconciliación y progreso. Por años se ha usado el conflicto armado como excusa perfecta para mantener un sistema centralista y desigual que ha convertido a los municipios y departamentos en tugurios de indignidad y abandono”, matiza Figueroa.

Colombia quiere olvidarse de la cruda imagen del hambre sacudida por la pandemia: los trapos rojos que eran señal de falta de alimentos que hondearon en miles de ventanas y familias sumidas en la tristeza de un futuro que se encara con pobreza y desigualdad.  ¡Compatriotas, este es un SOS a las urnas, Colombia pide a gritos un futuro mejor! @mundiario

Colombia en las urnas: el país pide a gritos un futuro mejor
Comentarios