Buscar

MUNDIARIO

Nueva era en EE UU: el Colegio Electoral confirma oficialmente la victoria de Joe Biden

El presidente electo recibió 306 votos electorales frente a los 232 de Donald Trump, quien aún no admite el triunfo de su rival.

Nueva era en EE UU: el Colegio Electoral confirma oficialmente la victoria de Joe Biden
Joe Biden. / David Iglesias
Joe Biden. / David Iglesias

El Colegio Electoral reafirmó este lunes 14 de diciembre la victoria del presidente electo, el demócrata Joe Biden, sobre el presidente saliente, el republicano Donald Trump, en las elecciones de noviembre. Al finalizar la votación de los 538 delegados del Colegio Electoral, se confirmó que Biden ganó 306 votos electorales frente a 232 de Trump. Es la misma cantidad de votos con que Trump derrotó a Hillary Clinton en los comicios de 2016. En ese momento, Trump dijo que su victoria había sido abrumadora, un “landslide”. El hecho de que Biden le haya ganado con la misma cantidad de votos electorales demuestra que la historia no carece de un sentido de la ironía.

Pero mientras Trump no le ganó a Hillary en los votos generales de toda la nación, el llamado voto popular, Biden lo derrotó también en ese terreno, al acumular 81.283.495 frente a 74.223.755 de Trump, o sea, 7.059.740 votos más. El verdadero landslide, el triunfo arrollador, ha sido la victoria de Biden, que ganó el voto popular y también el del Colegio Electoral.

Poco después de las 5:30 de la tarde del lunes, cuando California asignó sus 55 votos electorales a Biden, el presidente electo pasó la línea de 270 votos electorales, los necesarios para ser declarado oficialmente como el próximo presidente.

Los siguientes pasos

¿Qué viene ahora? Las boletas del Colegio Electoral se envían a Washington, y el 6 de enero se cuentan los votos en el Congreso. El vicepresidente Mike Pence, que preside el Senado, pronunciará ganador a Biden cuando concluya el conteo.

Al momento de escribir este artículo, Trump seguía sin reconocer su derrota. Pero su intento por revertir los resultados de la elección sufrió graves reveses en los últimos días. No solo porque todos los estados donde Biden ganó certificaron su victoria, sino también porque las demandas y las acusaciones de fraude electoral sin fundamento ni pruebas presentadas por Trump y su equipo de abogados, fueron desestimadas por los tribunales y por las autoridades electorales de los estados.

El viernes 11 de diciembre, su campaña contra la elección recibió un golpe demoledor cuando el Tribunal Supremo desestimó una demanda presentada por el estado de Texas, en la cual se acusaba a los estados de Georgia, Michigan, Pensilvania y Wisconsin de implementar procedimientos ilegales en las elecciones durante la pandemia de la Covid-19. Los cuatro estados suman 62 votos electorales, suficientes para arrebatarle el triunfo a Biden, pero el Tribunal Supremo no encontró irregularidades en las votaciones de esos estados. La decisión de los jueces dio jaque mate a las acusaciones infundadas de fraude electoral, lo cual no impidió que Trump siguiera negándose a admitir la victoria de su rival.

Entretanto, tras la votación del Colegio Electoral, Biden pidió a la nación que pase la página. Biden planteó en su discurso su prioridad de luchar contra la Covid-19 mediante la vacunación y de reparar los daños que la plaga ha causado a la economía nacional.

“En esta batalla por el alma de Estados Unidos, prevaleció la democracia”, dijo Biden. «Nosotros, el pueblo, votamos. Se mantuvo la fe en nuestras instituciones. La integridad de nuestras elecciones permanece intacta. Por eso, ahora es el momento de pasar página. Unirnos. Sanar”. La nación inicia una nueva era. @mundiario