El clan Pujol llegó a mover 3.000 millones en paraísos fiscales para ocultar el dinero, titula La Razón

Jordi Pujol y Marta Ferrusola. / RR SS
Jordi Pujol y Marta Ferrusola. / RR SS

Los 69 millones de euros que en el año 95 atesoraban en Andorra supondrían sólo una pequeñísima parte de la fortuna que llegó a amasar la familia Pujol Ferrusola.

El clan Pujol llegó a mover 3.000 millones en paraísos fiscales para ocultar el dinero, titula La Razón

Era Marta Ferrusola la que escribía de su puño y letra mensajes en clave para el director del banco donde ocultaba la fortuna el clan. Era el año 95 cuando escribía con graves faltas de ortografía en catalán “soy la madre superiora de la congregación, desearía que traspases dos misales de nuestra biblioteca a la del capellán de la parroquia”; aunque también podía haber escrito: mientras el Pater de la famiglia se encuentra jurando su cargo como Presidente de la Generalitat -después de 15 años al frente y aún lo haría 8 años más- le ruego transfiera dos misales de las antiguas pesetas a mi primogénito. De este modo podría haber ayudado en algo a la UDEF a identificar a los personajes.

Ciertamente, era el 14 de febrero de 1995, el mismo día en el que Jordi Pujol se presentaba ante el Parlament para solicitar su confianza para volver a presidir el Govern. El mismo día, la misma mañana, Marta Ferrusola transfería dos millones de pesetas desde su cuenta en Andorra a la de su hijo mayor, el hereu, Jordi Pujol Ferrusola.

Pero eso era calderilla. Los 69 millones de euros que se supone mantenía el clan entonces en Andorra era poca cosa, “ni cinc”, como llegó a decir Ferrusola en el Parlament. El clan Pujol llegó a mover 3.000 millones en paraísos fiscales para ocultar el dinero, titula La Razón.

Jordi Pujol y Marta Ferrusola. / RR SS

Jordi Pujol y Marta Ferrusola. / RR SS

El clan ha trasladado gran parte de su dinero a Belice, Panamá, Barbados, Cayman y Curaçao, por lo menos. La familia intensificaba los envíos a paraísos fiscales tras trocear la fortuna para evitar al fisco.

“Dichas comisiones (...) han servido finalmente para la financiación del partido Convergencia Democrática de Cataluña y se han desviado parte de los fondos a cuentas personales de sus dirigentes”. Esta frase, recogida en 2010 en un informe de la UDEF, fue el punto de partida para la investigación por presunto blanqueo y delito fiscal contra la familia Pujol.

En la actualidad, con toda la familia imputada y el primogénito en prisión provisional, se empieza poco a poco a deshilar la madeja en la Audiencia Nacional y la fiscalía anticorrupción ya considera a la familia Pujol una organización criminal.

Hoy publican varios medios que la familia llegó a mover, antes de que se iniciaran las investigaciones judiciales contra sus miembros, una cifra global de 3.000 millones de euros.

El Pater Jordi siempre veló por el futuro de sus hijos. Podría haber escrito allá por el año 1995, “Reverendo Mosén, soy el Pater, le ruego reparta misales entre todos mis piadosos hijos y me consagre un misal en efectivo, que estoy de camino”. @EgeaPilar

El clan Pujol llegó a mover 3.000 millones en paraísos fiscales para ocultar el dinero, titula La Razón
Comentarios