La ciudadanía protestó en Francia contra las medidas de confinamiento

Protestas en Francia contra medidas de confinamiento. / rfi.fr
Protestas en Francia contra medidas de confinamiento. / rfi.fr
Hubo manifestaciones en Francia contra la decisión del gobierno en torno de las medidas para combatir la Covid-19.
La ciudadanía protestó en Francia contra las medidas de confinamiento

Fue necesario para la policía valerse de gases lacrimógenos, después de que los manifestantes hicieran saber su descontento con las medidas de confinamiento y certificado Covid que persisten en la capital francesa y en buena parte del territorio nacional.

Vacuna o certificado

Si bien las primeras manifestaciones se registraron en París, iniciando el día miércoles cuando se estaba llevando a cabo el desfile militar con el cual se inicia la conmemoración del Día de la Bastilla, se registraron manifestaciones en diversas ciudades que reclamaban la decisión emitida por el actor gubernamental, quien decidió unilateralmente que era obligatorio, para los trabajadores de la salud que se vacunaran, sumado a que las personas que no lo hicieran, tendrían que portar una prueba o certificado mediante la cual quede asentado que no han contraído el virus.

El rechazo a estas medidas incentivó las protestas. Empezaron a llevarse a cabo manifestaciones de manera espontánea y las personas que protestaban, aprovecharon la ocasión para lanzar proyectiles.

Al menos 19.000 personas protestaron

Se calcula que al menos 2.250 tuvieron lugar en el desarrollo de las protestas únicamente en París. Otras ciudades también pudieron observar el descontento de los manifestantes, se trata de ciudades como Burdeos, Nantes, Toulouse y Montpelier. Las manifestaciones en toda Francia llegaron a congregar al menos, a 19.000 personas, distribuidas a lo largo de 53 protestas que se presentaron en todo el país.

De acuerdo con algunos manifestantes estas medidas son producto de una imposición emanada por entes gubernamentales. Para estos, pedir un pase de salud es sinónimo de “segregación”. Si bien estas medidas que han sido tomadas desde instancias gubernamentales se orientan a evitar que se tenga otro brote del virus, miles de franceses argumentan que no puede ser obligatorio vacunarse y que pretender lo contrario, es imponer una “dictadura”.

Sin embargo ya casi la mitad de las personas que hacen vida en Francia tienen al menos una dosis de vacuna y buena parte de la ciudadanía respalda la medida tomada por instancias gubernamentales. @mundiario

La ciudadanía protestó en Francia contra las medidas de confinamiento
Comentarios