Buscar

MUNDIARIO

China prohíbe atracar en Hong Kong a buques militares de Estados Unidos

Pekín responde a la ley con que Washington D.C. dio su apoyo a las manifestaciones ciudadanas en el territorio autónomo.
China prohíbe atracar en Hong Kong a buques militares de Estados Unidos
Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China. / Twitter
Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

El Gobierno de China ha devuelto el guantazo que propinó Estados Unidos al aprobar la semana pasada una ley de apoyo a las protestas en Hong Kong. Desde este mismo lunes, Estados Unidos tendrá prohibido enviar buques militares al territorio autónomo y también las ONG del mismo país sufrirán sanciones, todo porque la Casa Blanca respaldó "el caos en Hong Kong", de acuerdo a Pekín.

Donald Trump ratificó el pasado miércoles la Ley de Derechos Humanos y Democracia para Hong Kong, la cual fuerza a la primera potencia mundial a evaluar anualmente la situación de las libertades fundamentales de la ciudad. De detectar que aquellos derechos no se respetan lo suficiente, tendrá libertad de emitir sanciones contra los responsables y retirar a la ciudad el estatus comercial preferente con que podría saltarse las restricciones que Washington D.C. impone a China. El Gobierno del gigante asiático había emitido amenazas con represalias a causa de esto pero no había especificado de qué se tratarían.

El golpe llegó este mismo lunes. Hua Chunying, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, anunció que el país dejará de tramitar peticiones de buques militares estadounidenses para navegar a sus anchas en aguas de Hong Kong.

Hasta ahora era normal que estos navíos atracaran en la antigua colonia británica como un punto de descanso. Eso es una tradición que empezó desde los tiempos coloniales y que el Gobierno local no había levantado incluso luego del traspaso de la soberanía hace 22 años. En agosto, como sea, en medio de una escalada de las protestas contra el Gobierno autónomo y contra Pekín, se negó el permiso a dos barcos de Estados Unidos. El más reciente buque de guerra estadounidense que pudo detenerse en Hong Kong lo hizo en abril, justo dos meses antes de que se desataran las protestas prodemocracia en la ciudad.

“En vista del comportamiento poco razonable del lado estadounidense, el Gobierno chino ha decidido suspender a partir de hoy [por este lunes] la tramitación de las solicitudes de los barcos militares estadounidenses para ir a Hong Kong en parada de descanso”, dijo la portavoz.

Hua también avisó de represalias contra ONG de Estados Unidos, aunque no ha trascendido de momento cuál será el castigo. Dentro de las organizaciones perjudicadas estarán Human Rights Watch, National Endowment for Democracy y Freedom House.

“Hay un montón de pruebas de que estas ONG han apoyado a fuerzas antichinas para sembrar el caos en Hong Kong, y las han alentado a participar en actos delictivos de extrema violencia y en actividades separatistas en busca de la independencia de Hong Kong”, explicó. Las ONG, prosiguió, "mantienen una gran responsabilidad por el caos en Hong Kong, y se merecen ser castigadas y pagarlo caro”.

La interminable guerra comercial

Este anuncio es un nuevo capítulo del paulatino pero incontenible deterioro de las relaciones bilaterales entre estos países, justo cuando intentaban sacar bandera blanca y poner fin a la guerra comercial que disputan desde hace un año y medio. Si no se llega a un acuerdo, el 15 de diciembre Estados Unidos impondrá aranceles de un 15% adicional por un equivalente a 156.000 millones de dólares. China impondría un impuesto similar sobre hasta 75.000 millones de dólares de exportaciones estadounidenses, incluidas las semillas de soja, explica El País. @mundiario