China es un competidor estratégico para Estados Unidos

Austin / defense.gov
Austin / defense.gov

Austin pide que se refuerce la disuasión y se desarrollen nuevos conceptos para hacer frente a la amenaza que significa el despliegue de la hegemonía China en todos los ámbitos

China es un competidor estratégico para Estados Unidos

Lloyd Austin, secretario de defensa de Estados Unidos ha emitido una solicitud al Pentágono en el transcurso del pasado miércoles, para solicitarles que evalúen con sumo cuidado las medidas que toma China y los pasos que ha venido dando, partiendo de que Estados Unidos ha considerado que China es su principal rival y por ende, es responsabilidad “del Departamento ponerse a trabajar”.

Austin mencionó que “las iniciativas que estoy presentando hoy están inmersas en el enfoque más amplio del gobierno de Estados Unidos hacia China y ayudarán a desarrollar la Estrategia de Defensa Nacional en la que estamos trabajando”, esto en el entendido según el cual existe una diferencia entre lo que prioriza formalmente el gobierno chino y “lo que se ha visto en una serie de áreas relacionadas con la atención, los recursos y los procesos”, de ahí que Austin haya mencionado que las declaraciones emitidas se orientan a “garantizar que el departamento esté realmente a la altura de esa priorización”.

De ahí que Austin señalara que es asimismo indispensable perfeccionar “la capacidad del Departamento para revitalizar la red de aliados y socios, reforzar la disuasión y acelerar el desarrollo de nuevos conceptos operativos, capacidades emergentes, postura de la fuerza futura y una fuerza laboral civil y militar modernizada”.

Si bien durante al menos 20 años, el Pentágono se ha centrado en llevar a cabo acciones para hacer frente al terrorismo islámico en Oriente Medio, menospreciando la importancia de China, desde el año 2018 se ha reconocido que China es un competidor estratégico que no debe seguir en la sombra, de acuerdo con lo planteado por la Estrategia de Defensa Nacional.

Sumado a lo anterior, si bien el Ejército de Estados Unidos se ha venido enfocando en el Pacífico, actualmente, dada la amenaza que representa la tentativa de expansión de China hacia Taiwán, isla que ha considerado, históricamente, parte de su propio territorio. En esa región también están Filipinas y Malasia, que también han llevado a cabo esfuerzos importantes para oponerse a China, lo que no debe pasar desapercibido.

Estados Unidos también mantiene presencia en Oriente Medio, pese a que tropas estadounidenses deben retirarse de Afganistán en septiembre próximo.

El Grupo de Trabajo de China del Pentágono también se está orientando a evaluar documentos, entrevistar funcionarios de la defensa que están en sus cargos y otros que ya se han retirado, para evaluar medidas que se podrían tomar, junto con otras agencias gubernamentales y el Congreso.

De acuerdo con las declaraciones de Austin, China es un “poder ascendente” y además “el competidor más preocupante al que nos enfrentamos”. Parte de lo que se evalúa, desde Estados Unidos, es el espionaje del que se acusa al gigante asiático, la tentativa de que haya robado información confidencial acerca de información biomédica y la posibilidad de que esté manipulando tecnología, dentro de lo que destacan las redes celulares 5G.

Por su parte Bradley Bowman, que es experto en defensa de la Fundación para la Defensa de las Democracias, ha indicado que todo lo que se haga, de parte del Pentágono, para evaluar con más cuidado cada uno de los movimientos de China, para saber en qué destinan sus recursos y tener más información y conocimiento acerca de la estrategia que se han planteado, es conveniente. @mundiario

China es un competidor estratégico para Estados Unidos
Comentarios