Buscar

MUNDIARIO

China devuelve el golpe a EE UU en plena pandemia del coronavirus

Pekín no se queda de brazos cruzados y ordena el cierre de la sede diplomática norteamericana en Chengdu. En la víspera, Washington había hecho lo mismo por un presunto espionaje. 
China devuelve el golpe a EE UU en plena pandemia del coronavirus
Xi Jinping. Gobierno de China.
Xi Jinping. Gobierno de China.

El conflicto entre China y Estados Unidos se vuelve cada vez más tenso. El régimen de Xi Jinping decidió este jueves cerrar el consulado norteamericano, que se encuentra ubicado en la ciudad suroccidental de Chengdu, como parte de una represalia a la misma acción realizada por Washington con su sede en Houston (Texas).

“Esta contramedida tomada por China es una respuesta legítima y necesaria a la medida injustificada de Estados Unidos de cerrar nuestro consulado en Houston. La relación entre ambos países no es la que China desearía, pero Washington es responsable de ello”, anunció hoy el Ministerio de Asuntos Exteriores chino en un comunicado.

Seguidamente, Pekín añadió que su respuesta está "en línea con la ley internacional, las normas básicas que rigen las relaciones internacionales y las prácticas diplomáticas dado que, a sus ojos, la medida que tomó Washington rompió todas estas reglas".

"Revocar el consentimiento para el establecimiento y puesta en marcha del Consulado estadounidense en Chengdu -capital de la provincia suroccidental de Sichuan y el cese de todas sus operaciones y eventos”, menciona. “Pedimos nuevamente a Estados Unidos que se retracte de su decisión errónea y cree las condiciones necesarias para devolver las relaciones al camino de la normalidad”, zanja. 

La última polémica entre EE UU y China empezó el último miércoles. La Administración de Trump dio 72 horas al gigante asiático a cerrar su consulado en Houston para “proteger la propiedad intelectual estadounidense y la información privada de sus ciudadanos”. Pero la respuesta a la acusación no tardó en llegar.

“Estas acusaciones son maliciosas y su único objetivo es difamar a China. El cierre del consulado es una medida completamente injustificada, y China se reserva el derecho a tomar represalias”, afirmó ayer el portavoz del Ministerio Wang Wenbin.

Como sea, a este conflicto sobre un presunto espionaje, las dos potencias se ha enfrascado en acusaciones en medio de la pandemia. El presidente Trump ha culpado a China de ocultar información a la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre el avance del coronavirus que, evidentemente, ha perjudicado bastante a EE UU, país que, hasta el momento, tiene cuatro millones de infectados. @mundiario