El Congreso de Chile aprueba un juicio político para destituir al presidente Sebastián Piñera

Sebastián Piñera, presidente de Chile. / Twitter.
Sebastián Piñera, presidente de Chile. / Twitter.
La Cámara de Diputados da luz verde a la acusación constitucional contra el mandatario por las supuestas irregularidades en la venta de un proyecto minero reveladas por los Papeles de Pandora.
El Congreso de Chile aprueba un juicio político para destituir al presidente Sebastián Piñera

Por 78 votos a favor, 67 en contra y 3 abstenciones, la Sala de la Cámara de Diputadas y Diputados de Chile ha aprobado este martes la admisibilidad de la acusación constitucional (como se le llama en Chile al impeachment¬) presentada en contra del presidente de Sebastián Piñera, señalado por las supuestas irregularidades en la venta en Islas Vírgenes Británicas de un proyecto minero reveladas en los Papeles de Pandora.

La Cámara de Diputados ha logrado sacar adelante la acusación que ahora deberá revisar el Senado, donde a la oposición le costará más reunir los votos necesarios en el juicio político contra el mandatario: se necesitan 29 votos, es decir, todos los propios más cinco del oficialismo. Mientras tanto, el mandatario podrá seguir ejerciendo sus funciones, pero no podrá salir del país.

Sebastián Piñera es investigado por los presuntos delitos de cohecho, soborno y tributarios en la compraventa de Minera Dominga, un megaproyecto minero a desarrollar en el norte del país trasandino, cuya transacción se realizó en 2010, en una parte, en el paraíso fiscal de Centroamérica. La filtración que ha sacado a la luz las sociedades opacas de políticos, millonarios y artistas de más de 90 países ha abierto una crisis política que ha puesto en jaque el Gobierno conservador que termina el próximo 11 de marzo. 

Jornada maratónica

La discusión en el Congreso partió con la intervención del diputado Jaime Naranjo (PS), quien representó ante el hemiciclo la postura de los acusadores. Así, el juicio político que podría provocar la destitución del presidente apunta a “los actos de su Administración que comprometieron gravemente el honor de la Nación y por haber infringido abiertamente a la Constitución y las leyes”, según el documento de 285 páginas que presentaron los diputados de oposición, en una amplia exposición, que se extendió por casi 15 horas.

En dicho contexto, el socialista repasó los negocios y la forma en la que Piñera presuntamente ha operado con sus negocios: desde los casos de Bancard y Exalmar hasta los denominados Pandora Papers, que “vienen a complementar este tipo de comportamiento, pues se presume, en el caso de Dominga, una negociación incompatible y uso de información privilegiada”.  

 

“Con el trabajo periodístico internacional supimos que el presidente Piñera habría realizado transacciones en paraísos fiscales, siendo un proyecto dañino ambientalmente como Dominga, la moneda de cambio. No permitiremos que la máxima autoridad dañe la honra del país”, ha asegurado el diputado y candidato a las elecciones del 21 de noviembre -donde se renovará buena parte del Congreso y se definirá al sucesor de Piñera-, Gabriel Boric (del Frente Amplio de izquierda en alianza con el Partido Comunista), uno de los favoritos en la polarizada campaña, de acuerdo a las últimas encuestas. 

Por su parte, el abogado Jorge Gálvez, representante del presidente chileno, ha desestimado la procedencia del texto en sus alegaciones de hecho y de derecho. “El profesional fue categórico al cuestionar no solo el tenor de la acusación constitucional, sino que también la forma en la que se dio el debate en la Sala, insistiendo en que no es más que una maniobra político electoral”, detalla el comunicado oficial publicado por el Congreso. La defensa llamó a los parlamentarios a rechazar el libelo, ya que "aprobarlo significaría un golpe a la institucionalidad que puede dejar heridas no solo para el próximo, sino que para los próximos gobiernos", sentenció.

Próximos pasos

Tras la aprobación, la acusación deberá ser vista por el Senado, por lo que desde la Cámara se debe conformar una comisión, integrada por tres diputados, que serán los encargados de llevar adelante el proceso.
Al respecto se había propuesto a la Sala los nombres de los diputados Jaime Naranjo, Gabriel Silber y Marcelo Díaz. Sin embargo, esta terna no obtuvo los votos necesarios, por lo que en la próxima sesión se deberá votar una nueva proposición. @mundiario


 

El Congreso de Chile aprueba un juicio político para destituir al presidente Sebastián Piñera
Comentarios