Buscar

MUNDIARIO

Chaves sale bien parado pese a que es tan responsable como Griñán

Lo más sorprendente es la reacción del PSOE que considera que es un viejo asunto de responsabilidades personales que no conciernen al partido, según el ministro Ábalos.
Chaves sale bien parado pese a que es tan responsable como Griñán
Griñán, Chaves y Magdale Alvarez, miembros importantes dle PSOE
Griñán, Chaves y Magdale Alvarez, miembros importantes dle PSOE

Firma

Fernando Ramos

Fernando Ramos

El autor, FERNANDO RAMOS, es columnista de MUNDIARIO. Periodista. Doctor en Derecho y en Ciencias de la Información. Técnico de Radiodifusión y Televisión. Profesor jubilado de Derecho y Deontología de la Comunicación en la Universidad de Vigo. Profesor en la Escuela de Práctica Jurídica del Colegio de Abogados de Pontevedra y de los Encuentros Inter Academias en la Escuela Naval Militar. Autor de 28 libros de Derecho, Comunicación Institucional y Protocolo. Ha dirigido 20 tesis doctorales. Profesor invitado en varias universidades de Europa y América. Ejerció el periodismo 30 años en radio y los principales medios de Galicia. Fue corresponsal de la Agencia “Europa Press”, “Sábado Gráfico” y el diario “Ya”. Obtuvo el Premio del Colegio de Arquitectos de Galicia en defensa del patrimonio histórico y el Trofeo “Actualidad” por sus investigaciones sobre el contrabando y el narcotráfico. Fue presidente de la Asociación de la Prensa de Vigo y obtuvo dos veces el Premio Luis Taboada a la mejor labor informativa sobre Vigo. Está en posesión de la Cruz al Mérito Militar con distintivo blanco. @mundiario

Un viejo profesor de Historia del Derecho, allá al inicio de los años setenta, explicaba a sus alumnos en la Universidad Complutense de Madrid, entre los que me encontraba, en la Facultad de Ciencias de la Información, que la Justicia es un anhelo un principio y no algo que dispensen automáticamente los tribunales. Y añadía que lo que sale de los tribunales son sentencias que pueden ser o no justas, que tienen mucho de actos administrativos, de los que se derivan consecuencias opinables. Y en apoyo de su tesis se refería a que, dentro de un mismo proceso, en sus diversas fases y posibilidades de recursos, los mismos hechos pueden ser valorados, según la estancia de modo diferente, de modo que las penas se modifican con frecuencia en uno y otro sentido. Y todo es Justicia. Insistía mucho en el análisis del proceso penal como un silogismo imperfecto. Y argumentaba que los propios votos particulares, en su caso, de los juzgadores, demostraban sus teorías.

Kelsen nos enseñó que no existe la Justicia absoluta, ideal, la que la Humanidad busca y anhela. Tenemos que conformarnos con una “justicia relativa” y añade: “La justicia se encuentra en aquel ordenamiento social bajo cuya protección puede prosperar la búsqueda de la verdad”. Viene a cuenta todo esto por las reacciones que se están produciendo sobre la sentencia de la primera fase de los EREs. Digo primera fase porque dentro de este episodio hay más materia justiciable, pendiente de irse solventando.

1229113_1 [640x480]

Chaves y Griñan, inahabilitados.

Yo creo que la mayoría de los procesados han salido bien parados, pese a la gravedad de sus responsabilidades, especialmente Chaves y Magdalena Álvarez. Los hechos probados trascienden del propio descontrol con que manejaban los fondos públicos o el uso que se hizo de ellos (en putas y cocaína, entre otros), sino de la propia naturaleza y el fin de varios cientos millones de euros destinados a paliar los efectos del desempleo y en la crisis en una de las regiones con más paro y subempleo de España.

El PSOE no se considera afectado

Pero es que todo esto ocurre cuando Gobierna un partido que se dice de izquierdas y que todavía ayer presumía de “cien años de honradez”. La indecencia de quienes idearon, permitieron, ejecutaron o se beneficiaron de este descontrol tan bien planificado se eleva de tono cuando precisamente porque en este territorio acampaba destacados miembros del PSOE, sus amigos o familiares. El repudio social que esto provoca no se incluye en la sentencia. Añadamos la propia génesis sospechosamente favorable a los justiciados de la instrucción, y no por culpa de la jueza Mercedes Ayala, de la que se han lucrado no pocos escapados.

Lo que ha sorprendido es el pretendido alejamiento del PSOE de este asunto. En este sentido, el ministro de Fomento, con el mismo cinismo que acostumbra dijo “La sentencia no nos puede dejar indiferentes ni al Gobierno ni al partido, aunque se trate de un caso de la pasada década. Un caso que no afecta ni al actual Gobierno ni a la junta socialista, pero que es muy dura porque en su día varios de los condenados tuvieron importantes responsabilidades. Este es un fallo muy esgrimido por el PP para desviar la atención de sus asuntos de corrupción”. “Pero el PSOE no ha sido nunca investigado por el caso de los ERE. No es un caso del PSOE sino de las personas investigadas; al contrario de lo que sí pasó con el PP”.

La misma responsabilidad

Pero hay un aspecto importante a destacar: La Audiencia de Sevilla considera que los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán eran “plenamente conscientes” de la ilegalidad de las decisiones que adoptaron en relación con el fondo de los ERE. Pero el que fuera presidente del PSOE sale mejor parado que Griñán, ya que ambos son igualmente responsables de haber tomado decisiones ilegales y lesivas para el interés público, pero a Griñán le condenan además por malversación por su actuación como consejero de Economía entre 2004 y 2009. La inhabilitación no tendrá efectos para ninguno, dado que ambos habían decidido dejar la política.

Conviene recordar ahora que el asunto desemboca en una de sus consecuencias, pero que no termina con esta sentencia, que este caso ha perdurado sin salida a lo largo de tres elecciones autonómicas de Andalucía (2012, 2015 y 2018). Emerge la figura la pertinaz jueza Ayala que no dudó en denunciar las maniobras políticas para obstruir su trabajo, tal mal continuado por su poco trabajadora sucesora María Núñez Bolaños-

Debemos agradecer a la jueza Ayala, titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla, pese a todo, haber llegado hasta aquí, a partir de un episodio, como tantos otros, que hubiera pasado desapercibido, salvo para la crónica local: El 24 de abril de 2009, el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Sevilla denunció que dos exdirectivos de Mecasevilla habían intentado cobrar una comisión ilegal de 450.000 euros a unos empresarios a cambio de concederles la gestión de una escuela de hostelería. Pasarían dos años, hasta que, en 2011, se abriría la pieza principal del caso EREs.

Sabor agridulce

Pero la sentencia deja un sabor agridulce, porque es evidente que quedan muchos flecos sin investigar ni sancionar. Todo el mundo es consciente que no se llegó al fondo e aspectos tales como la alternación de 480 actas de las juntas de Gobierno de la Junta entre 2001 y 2010, como denunció la juez instructora. La investigación parlamentaria sobre el caso acabó sin pena ni gloria. Relativamente, de todos modos, la imputación de Chaves y Griñán, de la ex ministra Magdalena Álvarez y de otros 19 altos cargos de la Junta nada tiene que envidiar a los casos de corrupción del PP, que tanto aireaba el PSOE y que incluso fue el detonante de la moción de censura que llevó a Sánchez a la Moncloa.

guerrero-eres-fraudulentos--644x362 [640x480]

Javier Guerrero, aficionado a vicios caros.

En la memoria colectiva de los españoles, de todos modos, perdurará en este caso las declaraciones del exdirector general de Trabajo y principal imputado en el caso Javier Guerrero (siete años, once meses y un día de cárcel y 19 años, seis meses y un día de inhabilitación absoluta por un delito continuado de prevaricación y malversación) y de su chófer, Juan Francisco Trujillo, quien reveló que parte del dinero de las ayudas que debían ir destinadas a los parados se gastaba en fiestas y en cocaína, a razón de 25.000 euros al mes. @mundiario