El Centro de la Memoria Histórica de Salamanca da luz a la historia de la masonería en España

Plaza Mayor de Salamanca.
Plaza Mayor de Salamanca.

La incorporación al Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH) de unos 40.000 documentos sobre la masonería española durante el exilio en tiempos de Franco ayuda a "poner luz" sobre lo que fue este movimiento.

El Centro de la Memoria Histórica de Salamanca da luz a la historia de la masonería en España

La incorporación al Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH) de unos 40.000 documentos sobre la masonería española durante el exilio en tiempos de Franco ayuda a "poner luz" sobre lo que fue este movimiento en su historia reciente. Así lo ha destacado el historiador Pere Sánchez Ferré, quien ha impartido una conferencia titulada 'La Masonería española del siglo XX (1931-1957)', un encuentro que ha servido para la presentación pública de la incorporación de esos 40.000 nuevos documentos que han pasado a formar parte de los fondos del CDMH, con sede en Salamanca.

En concreto, se trata del fondo documental 'Lucio Martínez Gil: la Masonería en el exilio', que ha llegado al centro documental gracias a un contrato de comodato con la Gran Logia de España, que custodiaba hasta el momento estos fondos en su sede de Barcelona.

Pere Sánchez ha insistido en que estos documentos conforman "un legado muy importante" y que hay historiadores que "están esperando" para consultarlo una vez se ponga a disposición de los investigadores en Salamanca.

Esta apertura del fondo a interesados servirá para que se "ponga luz" a lo que ha sido la masonería, que en tiempos de la Guerra Civil aglutinaba a unas 5.000 personas, de las que en torno a un millar perdió la vida por la represión en la zona ocupada, ha añadido.

El investigador ha destacado que actualmente hay unos 3.000 masones en el país y el 80 por ciento de ellos, aproximadamente, forman parte de la Gran Logia de España. En concreto, la mayor parte se concentra en Madrid, Barcelona y otras localidades de la zona mediterránea.

Según ha recordado el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Lucio Martínez Gil fue gran maestro del Gran Oriente Español desde 1938 hasta 1955 y murió en el exilio mexicano en abril de 1957.

El fondo, ahora depositado en el CDMH y que originariamente estuvo en México, fue cedido a la Gran Logia de España hace más de 30 años y está compuesto por unos 40.000 documentos originales pertenecientes, en su gran mayoría, al Gran Oriente Español en el exilio, desde la etapa de su ubicación provisional en Francia _febrero a julio de 1939_ hasta los años setenta en México.

Se trata de documentación de orden interno como correspondencia oficial con diferentes organizaciones masónicas de México, Francia, Brasil, EEUU, Bélgica, Marruecos, Argelia, Venezuela, Cuba o Filipinas, así como bandos, edictos, normativas, comunicados oficiales, correspondencia entre Lucio Martínez Gil y masones españoles y extranjeros y con la Asociación Masónica Internacional.

Incluye también prensa masónica de la época, mexicana, cubana, uruguaya y francesa, y el fondo contiene también documentos relativos a las actividades clandestinas de los masones en la España de Franco.

Por otra parte, desde su sede en México DF, el Gran Oriente Español en el exilio auspició diferentes logias en los tres continentes: Francia, Argelia, Marruecos, Nueva York, Venezuela y Argentina, entre otros. Por tanto, "es imposible conocer por completo la historia de la masonería española en el exilio sin este valioso fondo documental", ha señalado el Ministerio.

El Centro de la Memoria Histórica de Salamanca da luz a la historia de la masonería en España
Comentarios