La misión del OIEA en la central nuclear de Zaporiyia: "Los riesgos son significativos”

Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania, junto al director general de la OIEA Rafael Grossi. Twitter @suspilne_noticias
Volodimir Zelenski, presidente de Ucrania, junto al director general de la OIEA Rafael Grossi. / Twitter @suspilne_noticias
La Cruz Roja ha instado a Rusia y Ucrania a que detengan las operaciones militares en torno a la central nuclear antes de que haya consecuencias “catastróficas”.
La misión del OIEA en la central nuclear de Zaporiyia: "Los riesgos son significativos”

La central nuclear de Zaporiyia ha apagado este jueves uno de los dos reactores que seguía en funcionamiento, en medio de un cruce de acusaciones Ucrania y Rusia. La empresa estatal ucraniana Energoatom, responsable de las instalaciones hasta que Moscú tomó el control de la planta el pasado 4 de marzo, ha denunciado un bombardeo ruso, mientras que El Kremlin ha acusado a Kiev de haber enviado a “un grupo de sabotaje” para tratar de recuperar el control de la planta.

La compañía de generación de energía atómica ha informado de que el fuego ha dañado "la línea auxiliar de suministro de energía de respaldo" de la central, la mayor de Europa, lo que provocó que la unidad número 2 de la planta se apagara transitoriamente y se activara posteriormente con los generadores diésel.

“Como resultado de otro bombardeo de morteros por parte de las fuerzas rusas (...) en el emplazamiento de la central nuclear de Zaporiyia, el mecanismo de emergencia se activó y la quinta unidad de potencia operativa [el reactor número cinco] fue apagado”, ha explicado la firma en un comunicado. "Esta es la segunda vez en los últimos 10 días que las acciones criminales de los militares rusos han provocado el cierre de la unidad y el apagón de la planta de energía".

Energoatom ha precisado que la unidad de energía 6 continúa “trabajando para el sistema energético de Ucrania” y suministrando electricidad para el funcionamiento interno de la planta.

Por su parte, el ministerio de Defensa de Rusia ha denunciado que “cuatro proyectiles explotaron a una distancia de 400 metros del primer reactor” de la central nuclear de Zaporiyia. El jefe del Departamento de Información y Comunicaciones Externas del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, ha asegurado que dos grupos de sabotaje de Kiev fueron interceptados a tres kilómetros de la planta nuclear.

Misión del OIEA

El cruce de acusaciones llega el mismo día en el que una misión del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), la agencia nuclear de la ONU, ha llegado a la central para evaluar el riesgo de fugas radiactivas.

Los expertos han logrado ingresar a las instalaciones en torno a las 14.15 hora local (13.15 en la España peninsular), tras varias horas de retraso debido a los bombardeos. Rafael Grossi, director del organismo, ha anunciado tras abandonar la central nuclear que los inspectores tendrán “una presencia continuada” en la planta.

El jefe de la misión ha declarado a varias agencias rusas que su equipo había sido capaz de “recopilar mucha información” durante las horas que ha permanecido en la central, sin ofrecer mayores detalles.

“Después de haber llegado tan lejos, no vamos a parar. Vamos a movernos, sabemos que hay un área, la llamada 'zona gris', entre la última línea de Ucrania y la primera de Rusia, donde los riesgos son significativos”, ha insistido Grossi, antes de reiterar que la OIEA continuará con su misión “pese al aumento de la actividad militar”.

Riesgo de consecuencias “catastróficas”

En este contexto de alta tensión, la Cruz Roja ha instado a Rusia y Ucrania a que detengan las operaciones militares antes de que haya consecuencias “catastróficas”.

“Ya es hora de dejar de jugar con fuego y tomar medidas concretas para proteger esta instalación”, ha subrayado Robert Mardini, director general de la organización. “El más mínimo error de cálculo podría desencadenar devastaciones de las que nos arrepentiremos durante décadas”, ha sentenciado. @mundiario

La misión del OIEA en la central nuclear de Zaporiyia: "Los riesgos son significativos”
Comentarios