Buscar

MUNDIARIO

La censura de los policías, guardias civiles y militares a Iglesias

Iglesias, en una entrevista, destacó que desplegar controles policiales como ha propuesto el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso puede generar la sensación entre los vecinos de los distritos afectados de que las cosas "no se están haciendo bien".
La censura de los policías, guardias civiles y militares a Iglesias
Unidad de la Policía. / @policia
Unidad de la Policía. / @policia

Maira Perozo

Periodista.

El Vicepresidente segundo de Gobierno, Pablo Iglesias ha sido censurado por un conjunto de organizaciones de policías, guardias civiles y militares tras excluirlos entre el personal fundamental para combatir la propagación de la covid-19.

Para Iglesias no hacen falta más controles policiales en la Comunidad de Madrid, sino más médicos, enfermeros o rastreadores. Iglesias, en una entrevista, destacó que desplegar controles policiales como ha propuesto el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso puede generar la sensación entre los vecinos de los distritos afectados de que las cosas "no se están haciendo bien".


Quizá te pueda interesar

Podemos carga contra las medidas de Isabel Díaz Ayuso para contener el coronavirus


Quim Torra insta a los catalanes a no viajar a Madrid


En una entrevista en TVE, Pablo Iglesias ha señalado que establecer controles policiales como ha propuesto el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso puede generar la sensación entre los vecinos de los distritos afectados de que las cosas "no se están haciendo bien".

"Los trabajadores públicos que hacen falta para seguir combatiendo una pandemia que nos está llevando a una situación de riesgo no son policías ni militares, son médicas y son enfermeros", ha señalado el vicepresidente.

Ahora bien, desde las organizaciones plantean al líder de Unidas Podemos que demuestre "más respeto por un trabajo excepcional" desarrollado por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como de las Fuerzas Armadas porque desde que el 14 de marzo, con el estado de alarma en vigor, "salvó vidas al impedir que la irresponsabilidad de algunos pudiera acabar perjudicando al conjunto de la sociedad, confinada en un ejercicio de solidaridad para doblegar la curva de transmisión del virus".

"Constituyen una falta de respeto intolerable y ponen en el centro de la diana de la lucha partidaria a un colectivo de funcionarios de unos 270.000 efectivos", se lee en el comunicado. @mundiario