La reforma constitucional debe comenzar por la supresión del Gobierno en funciones

Congreso de los Diputados. / RR SS
Congreso de los Diputados. / RR SS

La toma de postura del Gobierno español en funciones sobre los acuerdos para la “devolución” de refugiados y la renuncia a someterse al control parlamentario exige otra regulación de la “sede vacante.”

La reforma constitucional debe comenzar por la supresión del Gobierno en funciones

A la vista de la fragmentación del electorado, así como el prolongado vacío subsiguiente, se evidencia la necesidad de una regulación distinta, para evitar sinrazones durante futuros períodos semejantes.

La indispensable reforma constitucional debe proceder a sustituir el absurdo Gobierno partidario-partidista por una Gestora de funcionarios avezados, que se dediquen a garantizar el normal funcionamiento de la máquina administrativa, absteniéndose, por supuesto, de cualquier iniciativa y supeditándose a la supervisión del presidente del Poder Legislativo.

No es ni medianamente serio -por no decir “esperpéntico”, para no cabrear más a Valle Inclán- que el presidente de un Gobierno saliente con nulas posibilidades de realquilarse en La Moncloa, represente al Estado Español en reuniones, ni siquiera rutinarias, de la Unión Europea.

Entiéndase que, sea cual fuere el color del Ejecutivo que pierde la mayoría absoluta.

           

La reforma constitucional debe comenzar por la supresión del Gobierno en funciones
Comentarios