Todos los países que se regatean el reparto de 'simpapeles' fueron colonialistas

El niño sirio ahogado en Turquía. / Twitter
Niño ahogado en Turquía. / Twitter

Todos los días, a todas las horas, perecen miles de miles de refugiados africanos que adonde quieren ir es a Alemania, más rica, sin duda alguna, escribe este autor.

Todos los países que se regatean el reparto de 'simpapeles' fueron colonialistas

Todos los días, a todas las horas, perecen miles de miles de refugiados africanos que adonde quieren ir es a Alemania, más rica, sin duda alguna, escribe este autor.

¿Y si viviésemos aún cuando la fotografía era un arte y las instantáneas periodísticas, una primicia excepcional? Hace muchos años, sí, pero todavía faltan unos 4O para que se cumpla un siglo. La mala conciencia, o mejor la inconsciencia, de los “civilizados”, nosotros, no se horroriza ante el niño sirio de 3 años exánime en brazos de un  “agente de la autoridad.” Como se extrae de los archivos  oportunamente la imagen de aquella niña de Vietnam que sentía su piel desollada “muy caliente, muy caliente” por la “guerra fría”. Todos los días, a todas las horas, perecen miles de miles de refugiados africanos que adonde quieren ir es a Alemania, más rica, sin duda alguna. Pero también, harta de muros, más sensible a quienes se juegan la vida escalándolos, por ejemplo en los territorios marroquíes de “soberanía española.” ¿Quién sabe si, a la postre, preferirán, como ”la Roca Hispana del Peñón”, la independencia?

En esta columna nos limitaremos a un plano de detalle que no hemos encontrado en la avalancha ininterrumpida de los “medios”. La totalidad de los países que se regatean el reparto de acogida de los “simpapeles” fueron, en mayor o menor medida, colonialistas.  Por este orden: España, Portugal, Reino Unido, Francia, Bélgica, Alemania, Italia… Y por lo que se refiere a refugiados o emigrantes pretéritos: España, Italia y Portugal.

La hipocresía punible de “Occidente” llega a la hasta la fecha sólo insinuada discriminación entre refugiados y “emigrantes económicos. Como si la hambruna o la “subalimentación” fuesen un truco de los “incivilizados.” Además de la criatura siria, su hermano de 5 años y la madre de ambos, los no nacidos en las barrigas maternas, las barrigas hinchadas por la desnutrición, los pellejos de la ancianidad y la joven “mano de obra” en pateras, sentinas aéreas o camioneras, el arma camino de fabricarse en serie de los drones “venden” la ilusoria paz perpetua “solidaria” (las repetidas comillas denuncian el lenguaje “políticamente correcto”). Mientras tanto, poco a poco pero cada día más, fuera del agua, capturado en “redes sociales”, el “primer mundo” hace méritos suicidas para convertirse en una subespecie en vías de extinción.

Todos los países que se regatean el reparto de 'simpapeles' fueron colonialistas
Comentarios