Los gallegos ¿botarán (con B), o sólo con V, en las elecciones del próximo domingo?

Laxe, Feijóo, Albor y Touriño.
Laxe, Feijóo, Albor y Touriño.

Los galegos somos los únicos que tenemos el privilegio de botar pese a la desfeita del nacionalismo, esnaquizado hasta el punto de subir o bajar a golpe de Mareas.

Los gallegos ¿botarán (con B), o sólo con V, en las elecciones del próximo domingo?

Mientras que el PNV volverá a ganar en Euskadi, como de costumbre, y no digamos el catalanismo, la  unificación del galeguismo no acaba de fraguar.

Tal escisión no es de ahora, al compás de Podemos, sino que se remonta a la hegemonía de la UPG en el seno de un supuesto Bloque.

La conclusión es fácil: únicamente unos buenos resultados del PS de G-PSOE prometerían la formación de un Goberno de Progreso.

Ciertamente el socialismo no ha convencido nunca como supuesta formación nacionalista, pero al menos encierra un futuro federalismo auténtico.

Es decir, algo semejante aunque mucho más allá, a la época de González-Laxe y Touriño.

En otro orden, no nos contamos entre quienes creen que las urnas de Galiza y Euskadi influirán decisivamente para un hipotético desbloqueo hacia un nuevo Gobierno del Estado.

Los gallegos ¿botarán (con B), o sólo con V, en las elecciones del próximo domingo?
Comentarios