¿Por qué catalanes y gallegos evolucionaron de forma tan diferente?

Votante en Cataluña. Facebook.
Votante en Cataluña. / Facebook.

Anda el Sr. Torra tan crecido a lomos de su caballo Rocinante, que confunde a los políticos españoles con molinos de viento que impiden dar una ínsula a Puigdemont.

¿Por qué catalanes y gallegos evolucionaron de forma tan diferente?

Durante muchos años viajé a Cataluña cada semana, negocié con catalanes, comí con ellos, fueron mis socios y muchos también mis amigos, y juntos construimos obras muy importantes repartidas por esa bonita región que tiene una capital expléndida. Los conozco bién y aún percibiendo una cierta desconfianza, el trato que ellos siempre fue amable y positivo. Allí pasé períodos vacacionales, desde la Costa Brava hasta Tarragona y  me parecía un lugar familiar porque me recordaba a Galicia en muchos aspectos. Cuenta Albert Boadella en su último libro que en su infancia catalana notaba un "sentimiento catalanista larvado", que la gente que llegaba de fuera no pertenecía a su tribu, eran "xarnegos" y por lo tanto seres inferiores, enemigos que no se emocionaban como él con su música o sus himnos. No me pareció nada extraño porque eso y mucho más se repetía en Galicia en aquella época.

"La Coruña, ciudad donde nadie es forastero" dice un eslogan bastante cierto, sin embargo los niños utilizábamos dichos inexplicables como "puerco, marrano, cerdo sevillano" pero nunca supe porqué ya que el trato era exquisito con los andaluces que había o con las sagas catalanas establecidas allí despues de la guerra civil. Tuve ocasión de comprobarlo estudiando en Santiago de Compostela, universidad de prestigio entonces, y donde había estudiantes de todas las regiones. Lo que recuerdo es que existía  ese sentimiento del "xarnego" pero hacia los catalanes por su afán de diferenciarse hablando catalán en presencia de quien no lo entendía. En Galicia el 90% hablaba gallego (excepto en La Coruña) y jamás harían una cosa así por educación, decíamos entonces. También nos emocionábamos cuando el Ballet Gallego de Rey de Viana entonaba el himno gallego después de una actuación . Era un acto de rebeldía diferenciadora que nos emocionaba.

Digo todo esto para explicar que no había grandes diferencias entre Galicia y Cataluña, como tampoco con el País Vasco aunque los vascos que yo conocí eran más españoles y más suyos al mismo tiempo, quizás porque el euskera no existía más allá de pequeños nucleos de población. ¿Que sucedió entonces para que catalanes y gallegos evolucionáramos de forma tan diferente?. La respuesta que nos viene a la mente es que en Galicia no hubo adoctrinamiento pese a que allí si hubo un Reino en su pasado, una lengua no excluyente, y haber sido discriminada económicamente de forma real y palpable hasta nuestros días, pero en Galicia nunca hemos sabido negar la evidencia. Si centramos el problema catalán en el adoctrinamiento, y sabiendo que en el mundo real, no en Matrix como dice Arrimadas, no hay caracter retroactivo, solo procede analizar que se puede hacer desde el punto en que nos encontramos donde la falsificación , el odio, y el supremacismo sobre todo lo que está debajo del Ebro, ha calado en dos millones de catalanes que se ven como víctimas y con derecho a oprimir, y amedrentar a esos 3,5 millones que no les apoyaron. Algo que ya han logrado es eliminar el sentimiento de que el que incumple la ley tiene un castigo, y lo lograron a base de cometer delitos cada día con total impunidad.

Lo que necesita el Gobierno es un experto en neurociencia porque hoy se sabe que el 85% de la decisiones son emocionales y que cuando hay aleccionamiento la razón no existe. Los separatistas lo conocen y golpean cada día las fibras sensibles de gente inocente, sean niños, adolescentes, descontentos, o extranjeros ajenos a nuestra realidad y nuestra historia, un país donde tienen cabida los escritos xenófobos de Torra, la calumnia diaria sobre la represión política, la validez del 1-O con voto repetido y urnas que llegan llenas, una región que vive en una nube dirigida desde el "exilio" como las mafias lo hacen desde la cárcel. Está claro que las cosas se han hecho tan mal que estamos en una situación peor que cuando se declaró la DUI el 27 de octubre. Ahora Felipe Gonzalez dice que el 155 se tendría que haber declarado el 9N, con el referéndum ilegal de Más, y hasta Cospedal y muchas voces del PP reconocen que habria que haberlo activado cuando lo pidió Rivera, el 7 de septiembre para haber evitado el referéndum ilegal, pero ya no tiene solución. 

Ojalá se encuentre una solución dialogada, aunque cada parte solo quiere hablar de su libro como diría Umbral, pero la sensación es que el llanto irracional ha alcanzado tal dimensión que el conflicto ya no se solucionará sin imponer la ley al precio que sea necesario. El Sr.Torra ya ha roto publicamente con la Constitución, con el Estatut y con la Corona, aceptando el mandato del 1-O y poniéndose a las órdenes del "presidente de la república catalana", Sr. Puigdemont. Si lo dice cualquiera sería una opinión, pero si lo dice el President de la Generalitat, es un acto de rebeldía evidente. @mundiario

¿Por qué catalanes y gallegos evolucionaron de forma tan diferente?