Castillo y Fujimori acortan distancias en la recta final de la campaña en Perú

Keiko Fujimori acorta distancia con Pedro Castillo. / Twitter.
Keiko Fujimori acorta distancia con Pedro Castillo. / Twitter.
Los dos candidatos están virtualmente empatados a una semana del balotaje final, según las últimas encuestas. Este domingo debatirán por última vez en el sur peruano. 
Castillo y Fujimori acortan distancias en la recta final de la campaña en Perú

Perú entra a una etapa decisiva. El maestro izquierdista Pedro Castillo y la conservadora Keiko Fujimori están virtualmente empatados, según las últimas encuestas publicadas, a una semana de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales. Los dos candidatos tienen, en promedio, 41% de preferencia respectivamente. Los votos en blanco y viciado ascienden al 18%. Este domingo, Castillo y Fujimori debatirán en la ciudad de Arequipa, donde el que resulte ganador será el próximo mandatario. 

En los últimos días, Fujimori alcanzó a Castillo en la intención de voto debido a que, el domingo pasado, su equipo técnico superó al de su rival en un debate organizado por la autoridad electoral. La aspirante conservadora presentó como sus colaboradores a exministros de las gestiones de los expresidentes Alejandro Toledo, Alan García y Pedro Pablo Kuczynski. Esto, a diferencia de su contrincante izquierdista que exhibió a cuadros que no dieron la talla en temas relevantes como economía y medio ambiente. 

A este hecho se le suma, además, un reciente atentado de columnas armadas del clan de los hermanos Jorge y Víctor Quispe Palomino, quienes alguna vez pertenecieron al grupo terrorista maoísta Sendero Luminoso, en la zona de mayor producción de hoja de coca en Perú, el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM). Estos terroristas asesinaron a 16 personas y dejó heridas a otras tres en dos cantinas del centro poblado San Miguel del Ene, en la provincia amazónica de Satipo, región Junín.

Durante la campaña electoral, Fujimori ha alentado el discurso que el voto por Castillo conduciría no solo al desastre económico y al comunismo, como en Venezuela o Cuba, sino también al retorno del terrorismo. En efecto, el maestro izquierdista tiene dentro de su formación Perú Libre a varios integrantes vinculados al Movimiento por la Amnistía y los Derechos Fundamentales (Movadef), organismo de fachada de Sendero Luminoso. Incluso, un congresista electo está siendo procesado actualmente por un tribunal. 

Este sábado se desarrolló una marcha en Lima para rechazar la candidatura de Castillo. Pero no será la única. El próximo martes habrá una nueva movilización, en esta ocasión, contra Fujimori. Activistas de derechos humanos y ciudadanos que fueron víctimas de la persecución y la violencia durante el régimen fujimorista saldrán a las calles con el lema “Keiko no va” porque la conservadora representa para ellos “la corrupción y el crimen organizado, y el intento de injerencia en la justicia peruana”.

La Fiscalía  ha pedido para la líder de Fuerza Popular 30 años de prisión por lavado de activos, obstrucción a la justicia y organización criminal por los aportes millonarios no declarados a las autoridades electorales en sus campañas a la presidencia en 2011 y 2016. Representantes de la constructora brasileña Odebrecht y del principal grupo financiero peruano han aportado pruebas de que entregaron esos fondos. Sin embargo, la defensa de Fujimori ha presentado sendos recursos contra el juez y el fiscal a fin de apartarlos del proceso. 

Keiko Fujimori no es la única que también tiene litigio legal. Su padre, el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) afronta un pedido para que sea enjuiciado por las más de 300.000 esterilizaciones forzadas cometidas en su gobierno. Un fiscal ha acusado al autócrata —cumple actualmente una condena de 25 años de prisión por delitos de corrupción y crímenes de lesa humanidad— por muertes o lesiones graves a más de 1.200 mujeres, y en las próximas semanas un magistrado debe decidir si abre el juicio oral. @mundiario

Castillo y Fujimori acortan distancias en la recta final de la campaña en Perú
Comentarios