Castilla-La Mancha prohíbe la instalación de ‘macrogranjas’ hasta 2025 tras la polémica de Garzón

Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha. / @gobjccm
Emiliano García-Page, presidente de Castilla-La Mancha. / @gobjccm

La moratoria salió adelante con la mayoría absoluta del PSOE en las Cortes de la comunidad autónoma que preside García-Page, ante el rechazo del PP y de Cs.

Castilla-La Mancha prohíbe la instalación de ‘macrogranjas’ hasta 2025 tras la polémica de Garzón

Después de criticar arduamente las declaraciones que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, hizo ante la prensa británica acerca de la carne producida en España y del desarrollo de las ‘macrogranjas’ en el país, Emiliano García-Page ha sacado adelante una moratoria que prohíbe las instalaciones de nuevas macrogranjas, y ampliaciones de las ya existentes, hasta el 2025.

La moratoria establece que ya no se aceptarán nuevos proyectos de explotaciones porcinas que superen las 2.000 cabezas, así como tampoco se autorizarán modificaciones de las instalaciones ya existentes que superen esa cifra. Todo hasta el 31 de diciembre de 2024.

Estas explotaciones que quedan restringidas son, en principio, reguladas bajo la Autorización Ambiental Integrada, al superar la cifra máxima de cabezas de porcino. Sin embargo, sí queda permitido estudiar las solicitudes de autorización de nuevos proyectos que cuenten con sistemas tecnológicos apropiados para el tratamiento, valorización y separación de purines, es decir, cualquier residuo orgánico.

Ordenamiento del sector

El texto de la moratoria especifica que la causa principal de esta medida obedece al “ordenamiento del sector porcino” en la región castellano-manchega, debido a un presumible incremento de la población de ganado y la realización de estudios necesarios para “estimular la necesaria transformación”.   

De acuerdo con la portavoz del Gobierno autonómico, Ana Isabel Abengónzar, esta enmienda busca detener el “crecimiento exponencial de autorizaciones y de modificaciones de proyectos con aumento de capacidad” de estas explotaciones. “Esta medida no pone en riesgo al sector cárnico ni al ganadero ni al agrícola”.

Con mayoría absoluta

La propuesta ha salido adelante gracias a la mayoría absoluta de la que goza el Partido Socialista Obrero Español (PSOE), en las Cortes de la región. Contó con 19 votos a favor, 14 en contra de parte del Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs) y cero abstenciones.

Esta medida ha sido aprobada después de las controvertidas declaraciones del ministro de Consumo, donde critica la naturaleza “contaminante” de estas instalaciones de explotación de ganado. Por el contrario, las Cortes rechazaron las propuestas del PP y Cs de que la comunidad rechace las declaraciones del titular de Consumo Alberto Garzón, y que le pida al Gobierno regional su cese de funciones. @mundiario

  

Castilla-La Mancha prohíbe la instalación de ‘macrogranjas’ hasta 2025 tras la polémica de Garzón
Comentarios