El caso Pegasus levanta muros entre el PSOE y la oposición

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y Alberto Núñez Feijóo, nuevo líder del PP, en una reunión en enero de 2021. / Sala de comunicación Xunta de Galicia
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y Alberto Núñez Feijóo, nuevo líder del PP, en una reunión en enero de 2021. / Sala de comunicación Xunta de Galicia

El líder de los populares ha tildado a Pedro Sánchez de “caricatura de presidente”, después de que el socialista justificara el cese de la directora del CNI en el Congreso.

El caso Pegasus levanta muros entre el PSOE y la oposición

El presidente del Partido Popular (PP), Alberto Núñez Feijóo, ha cargado este miércoles contra el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, por la destitución de la directora del Centro Nacional de Inteligencia y la crisis institucional generada por el escándalo de las escuchas con el programa Pegasus., mostrando su línea dura contra los socialistas.

El líder popular se ha manifestado en una rueda de prensa desde la sede regional del partido en Santiago, donde ha llegado a calificar a Sánchez como una “caricatura de presidente del Gobierno”, y ha afirmado que el socialista ya no tiene imagen de primer ministro, “simplemente tiene imagen de candidato del PSOE, que pretende seguir siendo presidente del Gobierno de España con cualquier tipo de asunción de cualquier chantaje de su coalición de gobierno y sus socios independentistas”.

Feijóo ha expresado que desde su partido buscarán fungir un rol de oposición “que sirva al Estado” en lo que ha considerado una falta de prudencia y de eficacia del Gobierno para abordar y manejar la crisis. “Si el Gobierno no sirve al Estado, la oposición sí”, ha dicho, para después enfatizar en la “profunda preocupación” que supone que la seguridad nacional haya logrado ser vulnerada y que, en función a mantener las alianzas con los separatistas, los socialistas hayan preferido prescindir de la directora Paz Esteban, una funcionaria con 30 años al frente de los servicios de inteligencia españoles, y ha calificado esta legislatura como “el peor Gobierno en la historia de la democracia”.

Horas antes de que siquiera se pronunciara el líder popular, la número dos del PSOE, Adriana Lastra, convocó una rueda de prensa urgente en la que replicó a las palabras que Feijóo daría más tarde. Lastra ha acusado a Feijóo de tener “la misma desmesura que Casado, pero a un ritmo un poquito más lento. Por lo demás, la misma irresponsabilidad y la misma falta de sentido de Estado”.

Sánchez justifica la destitución de Esteban

Por su parte, el presidente ha comparecido esta mañana en el Congreso de los Diputados, cuya sesión estuvo enfocada principalmente en el caso de espionaje con el software Pegasus, en medio de las miradas críticas de la oposición y de sus socios de investidura, los partidos independentistas que han tensado sus relaciones con el Gobierno tras el escándalo. El líder de los socialistas ha reconocido ante los diputados, que “es evidente que ha habido un fallo en la seguridad de las comunicaciones del Gobierno de España”.

En la sesión de control en el Parlamento, Sánchez ha evitado hablar de ceses, usando la palabra “relevo”, reconociendo así la trayectoria de la exdirectora Paz Esteban y de los servicios de inteligencia. El presidente ha recriminado al PP por los casos de espionaje, refiriéndose directamente a la operación policial contra el extesorero del PP, Luis Bárcenas, en la trama Kitchen.

“La situación hoy no es perfecta, pero reconozcamos que hoy se cumple la Constitución en todo el territorio español, que los mangantes no están en el Gobierno como sí ocurría cuando ustedes lo estaban y que España hoy defiende sus intereses en la Unión Europea, se hace valer y tiene influencia”, ha aseverado el presidente a los populares.

Sin embargo, los portavoces del PP y de Ciudadanos, Cuca Gamarra y Edmundo Bal respectivamente, han sido igual de críticos al denunciar presuntas irregularidades y “conveniencias” del Gobierno con el escándalo. Ambos han lamentado que la cabeza de Esteban haya sido “entregada en bandeja de plata” a los independentistas, y el PP ha asegurado que la directora fue “el chivo expiatorio” del Gobierno para salir de la crisis que seguramente le habría costado el resto de la legislatura con el rechazo de sus socios de investidura. @mundiario

El caso Pegasus levanta muros entre el PSOE y la oposición
Comentarios