El caso Odebrecht salpica a Samuel Moreno, exalcalde Santa Fe de Bogotá

Samuel Moreno. / elpais.com
Samuel Moreno. / elpais.com

La constructora brasileña ha abierto otro expediente en Colombia. El escándalo salpica a Samuel y su hermano Iván, quienes purgan ya condenas de 18 y 14 años cada uno.

El caso Odebrecht salpica a Samuel Moreno, exalcalde Santa Fe de Bogotá

Su partido lo expulsó en 2011 al tiempo que un juez lo acusó de ser responsable de varias irregularidades en los contratos para obras públicas del Transmilenio y reparación de la malla vial. Así describe El País el currículum del exalcalde de Bogotá, Manuel Moreno, quien tiene el dudoso honor de ser el receptor de la condena más alta de la historia -de 18 años- por su involucramiento en un sonado escándalo de corrupción que, como no podía ser de otra forma, también fue uno de los más sonados en la historia de Colombia. Por si esa carta de presentación no era suficiente, ahora su nombre vuelve a sonar en los juzgados, esta vez junto al de Iván, su hermano, quien está condenado por los mismos delitos, esta vez relacionados a la constructora Odebrecht, que sigue devorándose funcionarios públicos a diestra y siniestra en todo el continente.

La Fiscalía informó tras la declaración del ingeniero Alberto Cardona Laverde, uno de los tres capturados en Colombia por este expediente, que éste obtuvo beneficios en el contrato para la construcción del túnel que interceptaba los trayectos de Tunjuelo-Canoas, el cual fue dado a la empresa brasileña en 2009. De acuerdo a las autoridades, los hermanos Moreno intevinieron deliberadamente en las negociaciones y el contrato, por lo que recibieron mil millones de pesos colombianos, que son 345.000 dólares.

A la larga la construcción nunca se concluyó. De acuerdo a los planos, la obra serviría para descontaminar el río Bogotá y su licitación siempre estuvo fuertemente cuestionada desde el mismo momento en que se firmó el contrato. Óscar Órtiz, a la sazón el principal fisacl anticorrupción, reportó que un empleado de Soletanche Bachy, constructora francesas, le reveló que le estaban cobrando 250.000 millones de pesos -86 millones de dólares-, que equivalía al 8.5% del total de la obra, informó la periodista Sally Palomino.

Ortiz advirtió en su momento de las fundamentadas sospechas respecto al contrato, pero las autoridades obviaron las advertencias y facilitaron la licitación de cualquier forma. Según Palomino, los hermanos Moreno no habían sido mencionados en este expediente sino hasta ahorita. De acuerdo a la Fiscalía, Cardona fue el principal intercesor entre los políticos locales y los contratistas. Luego de verificar que el proyecto pasaba a poder de quienes garantizaban la coima que se exigía, la fiscalía revela que Cardona entregó a los hermanos en cuestión más de 300.000 dólares a pagos entre 2009 y 2013.

"Ese ofrecimiento de dinero se llevó a acabó con destino a Samuel Moreno Rojas, este hecho de ofrecer y entregar dinero a un funcionario público lo realizó de manera dolosa, usted sabía que estaba ofreciendo el dinero a través de Emilio Tapia a Samuel Moreno Rojas y su hermano el senador Iván Moreno Rojas", cita Palomine a la Fiscalía. "Samuel Moreno Rojas tenía interés en el contrato adelantado por la empresa de acueducto, en especial en lo que tenía que ver con Tunjuelo-Canoas, teniendo en cuenta que la obra tenía una gran connotación económica y que además implicaba la orden del Consejo Estado que se debía descontaminar el río Bogotá", prosiguió el fiscal según la comunicadora.

Samuel e Iván Moreno purgan condenas de 18 y 14 años respectivamente. Para esta semana se anticipan nuevas pistas en este caso a medida que se celebren nuevas audiencias.

El caso Odebrecht salpica a Samuel Moreno, exalcalde Santa Fe de Bogotá
Comentarios