El caso Odebrecht se cobra la vida de un testigo y de su hijo envenenado en Colombia

Odebrecht. RR SS.
Odebrecht. / RR SS.

Las investigaciones del caso han revelado que Alejandro Pizano murió por intoxicación de cianuro tras beber de la botella que estaba en escritorio de su padre, Enrique Pizano, un testigo muy importante del caso que había muerto sorpresivamente tres días antes.

El caso Odebrecht se cobra la vida de un testigo y de su hijo envenenado en Colombia

La investigación del caso Odebrecht, sobre una red de corrupción que envuelve a los gobiernos de Latinoamérica, se oscurece cada día más. Un nuevo suceso ha dejado consternada a toda Colombia, donde se ha registrado la muerte de uno de los testigos del caso, algo que quizás no hubiese ido más allá, pero apenas tres días después, su hijo falleció por envenenamiento de cianuro luego de haber bebido de una botella que estaba en el escritorio de su padre.

La red de corrupción criminal por sobornos pagados de parte de la constructora brasileña parece que va más allá de lo que ya sabíamos. La muerte del testigo clave ensombrecen las investigaciones colombianas sobre la financiación de la empresa brasileña a las campañas presidenciales de 2010 y 2014.

Todo comenzó el pasado jueves, cuando el ingeniero Jorge Enrique Pizano, interventor de la Concesionaria Ruta del Sol, proyecto asociado a la empresa brasileña, murió en su finca de Subachoque, a 40 kilómetros de Bogotá. Al principio se creyó que la muerte de Pizano había sido producto de un infarto, y su muerte fue un completo golpe para las investigaciones del caso Odebrecht en Colombia puesto que él era uno de los testigos claves. El empresario fue quien de detectó irregularidades en la obra que realizaba y en las que trabajó desde 2010 hasta 2015, e informó al actual fiscal general colombiano, Néstor Humberto Martínez, aunque nunca pudo asegurar si el caso se trató de un asunto de sobornos. Por aquel tiempo, Martínez era abogado del Grupo Aval, que controlaba la mayoría de las acciones de Corficolombiana, una empresa de soluciones financieras.

Alejandro Pizano Ponce de León, era el hijo de Pizano y supo de la muerte de su padre el viernes por la mañana. De forma inmediata el arquitecto se trasladó desde Barcelona a Bogotá. El domingo, estando ya en la finca familiar y en compañía de su hermana Juanita, se desmayó sorpresivamente. La causa, según han demostrado las investigaciones fue por “envenenamiento por ingesta de cianuro”.

Las pruebas recaudadas en la residencia de sus padres indican que la víctima habría encontrado el cianuro en una botella de agua saborizada que se hallaba en el escritorio de su padre, de la cual ingirió un sorbo”, dice la investigación. “Según personas cercanas a la familia, después de la ingesta del agua, la víctima advirtió un mal sabor e intentó expulsar el líquido; pocos minutos después presentó fuertes molestias estomacales y falleció de camino al hospital”.

“Los investigadores”, dice el informe de Medicina Legal, “recibieron por parte del personal médico la botella de agua saborizada a la cual se le realizan los análisis correspondientes”. La Fiscalía General de la Nación ha expresado que ha abierto una investigación para esclarecer cuáles fueron las causas por las cuales se encontraba esa sustancia en la casa del padre de la víctima. Este nuevo capítulo también ha despertado dudas sobre la causa de muerte de Enrique Pizano, y promete iniciar un terremoto político en el país.

En Colombia, los sobornos pagados por Odebrecht garantizaron que la firma brasileña fuera la única habilitada para la licitación de un tramo de la Ruta del Sol. Una cuestión que asciende a los 84.000 millones de pesos, que se traducen en más de 28,5 millones de dólares. El asunto estalló en 2017 y afectó a los candidatos que estaban en camino hacía las presidenciales, además, surgieron muchas dudas en torno a la Administración de Álvaro Uribe. Cuando el escándalo apenas comenzaba, el entonces presidente Juan Manuel Santos solicitó a la Fiscalía una investigación de los contratos correspondientes a esos comicios. Meses después fue detenido Gabriel García Morales, antiguo viceministro de Transporte de Uribe, que según la investigación, recibió 6,5 millones de dólares, como pago de parte de Odebrecht por la concesión de la Ruta del Sol.

Luego fue detenido excongresista Otto Bula por su presunta participación en el millonario caso de corrupción. Fue acusado de recibir hasta 4,6 millones de dólares de parte de Odebrecht  por la concesión de una carretera. La Fiscalía también determinó que la constructora brasileña favoreció a las campañas de Santos y su rival Óscar Iván Zuluaga.

Aunque la empresa brasileña tenga varios casos abiertos por todo el continente latinoamericano, la nueva administración de la misma ha estado intentando llegar a un acuerdo económico con varios de los Gobiernos para poder operar en las distintas zonas. Con Colombia lo han intentado, pero Procuraduría, la Fiscalía y la Contraloría, los organismos representados en el juicio, rechazaron una oferta que superaba los 33 millones de dólares y que la constructora consideraba suficiente para dejar atrás el perjuicio causado al país.@mundiario

El caso Odebrecht se cobra la vida de un testigo y de su hijo envenenado en Colombia
Comentarios