Caso mascarillas: Luis Medina y Alberto Luceño comparecen ante los juzgados

Luis Medina, duque de Feria investigado en el 'Caso mascarillas'. / RR.SS.
Luis Medina, duque de Feria investigado en el 'Caso mascarillas'. / RR.SS.

El juez que instruye la causa ha ordenado retirarles los pasaportes y que los investigados se presenten a tribunales cada 15 días.

Caso mascarillas: Luis Medina y Alberto Luceño comparecen ante los juzgados

Luis Medina y Alberto Luceño, los empresarios señalado por presuntamente haber estafado al Ayuntamiento de Madrid, a través de una compra-venta de material sanitario en los primeros días de la pandemia, han comparecido ante el titular del juzgado de Instrucción número 47 de Madrid, Adolfo Carretero, quien ha decidido imponer medidas cautelares contra los investigados.

En concreto, el juez que instruye la causa les ha quitado los pasaportes y ordena que se presenten a tribunales cada 15 días, como solicitó Más Madrid y secundó Unidas Podemos para impedir su salida del país y garantizar que estén presentes en la causa. Además, el magistrado les ha acusado formalmente de varios delitos. Se les imputan cargos por estafa agravada, blanqueo de capitales, falsedad documental y, en el caso particular de Medina tras haber fallado el embargo de sus cuentas bancarias, también alzamiento de bienes.

No obstante, ni el Ayuntamiento de Madrid ni la Fiscalía Anticorrupción han pedido medidas cautelares en contra de los investigados, quienes son señalados por presuntamente haberse beneficiado de millonarias comisiones (seis millones de euros) tras la compra-venta de material sanitario, con precios “inflados en un 148 %” en los primeros días de haber llegado la pandemia por coronavirus a España.

Medina reconoce haber contactado al primo del alcalde

Luceño llegó a los Juzgados de Plaza de Castilla con dos horas de anticipación, cuando Medina llegó más cerca de la cita, a las 12:30. Fuentes jurídicas aseguran que apenas se saludaron y conversaron un poco. Ambas declaraciones no duraron particularmente mucho tiempo. La comparecencia de Medina se realizó en poco más de media hora, mientras que varios medios de comunicación presentes aseguran que la de Luceño demoró alrededor de 25 minutos.

Medina ha reconocido ante el juez que él se había puesto en contacto con Carlos Martínez-Almeida, el primo del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y asegura que este le brindó el correo electrónico de la coordinadora de presupuestos del Consistorio, Elena Collado, según informa elDiario.es. Presuntamente, Medina alegó que contactó con el primo del alcalde a través de la directora de una universidad, contradiciendo la querella de Anticorrupción que establece que Medina y Carlos Martínez-Almeida mantenían para ese momento una relación de “amistad”.  

“A mí me pasan el contacto de Carlos Martínez-Almeida, una amiga en común, ella es la directora de una universidad donde estuve un año y mantenemos buena relación”, ha dicho en la transcripción de la declaración adelantada por elDiario.es. “(La catedrática) Me dio el teléfono de Carlos Martínez-Almeida, no conocía de nada a este señor (…) al ser primo del alcalde imaginé que me podría dar un contacto en el Ayuntamiento”.

Además, Medina aseguró que no tiene “ni un solo euro en el extranjero” y que se encuentra haciendo “todo lo posible para evitar el alzamiento de bienes”. De acuerdo con sus declaraciones, “no tenía conciencia de que estaba cometiendo un delito”, dado que el fiscal nunca le dijo “expresamente” que estuviera prohibido disponer de los fondos que utilizó para adquirir bonos bancarios y comprar un yate. “Dispuse porque no pensé que hubiera nada irregular, el señor fiscal no me advirtió que si lo hacía fuera delictivo”, ha dicho el investigado.

El ‘Caso mascarillas’ avanza en tribunales

Sin embargo, la investigación que lleva Anticorrupción señala que fue Luceño quien se mantuvo en contacto con Collado, quien se presentó como un “experto en importación de productos procedentes del mercado asiático, con fábricas chinas a su disposición y como agente exclusivo de la empresa malaya (Leno) a través de la cual se realiza la importación”.

En noviembre de 2020 el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac), alertó de que, alrededor del 20 de marzo de ese año, los comisionistas y el Ayuntamiento habían cerrado las negociaciones por un cargamento de insumos que incluían mascarillas, tests de detección y guantes, valorado entonces en 12 millones de dólares. Pero cuando el material arribó a la capital, el Consistorio se quejó de que los guantes no tuvieran la calidad acordada y de que los tets estuvieran defectuosos.

El juez acusa a los investigados de “ocultar con engaño y ánimo de lucro” los sobreprecios que pusieron en los productos. Mientras, Anticorrupción señala que actuaron “de común acuerdo y con ánimo de obtener un exagerado e injustificado beneficio económico”. @mundiario

Caso mascarillas: Luis Medina y Alberto Luceño comparecen ante los juzgados
Comentarios