Caso mascarillas: El juez rechaza imputar a la responsable de ventas de Madrid

Luis Medina, duque de Feria investigado en el 'Caso mascarillas'. / RR.SS.
Luis Medina, duque de Feria investigado en el 'Caso mascarillas'. / RR.SS.

El magistrado considera que no existe “el mínimo indicio” que pruebe que Elena Collado incurrió en algún delito, y señala que “fue engañada” por los comisionistas.

Caso mascarillas: El juez rechaza imputar a la responsable de ventas de Madrid

El juez Adolfo Carretero, que instruye la causa por el ‘Caso mascarillas’ por la presunta estafa por la compraventa de material sanitario al Ayuntamiento de Madrid, ha rechazado este viernes imputar a la coordinadora de ventas del Consistorio, Elena Collado, y a la edil de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Engracia Hidalgo Tena, por presuntos cargos de malversación y estafa.

El titular del Juzgado de Instrucción Número 47 ha desestimado imputar a la responsable de ventas Collado, y la ha citado a comparecer como testigo el próximo 27 de mayo. El magistrado declaró “no ha lugar” las peticiones de imputación del PSOE, el Grupo Mixto y Podemos, en sus acusaciones populares, al determinar que “no existe” prueba alguna que demuestre que Collado se apropió de dinero público o permitió que los empresarios Luis Medina y Alberto Luceño, que se embolsaron 5.6 millones de euros, lo hicieran.

Las solicitudes de las formaciones políticas pedían la imputación de cargos de malversación de fondos, prevaricación y estafa para las responsables de los departamentos del Consistorio involucrados en la compraventa, porque sostienen que estas funcionarias al frente de Hacienda y Personal y de la Funeraria del Ayuntamiento de Madrid se habrían visto, de alguna manera, participando o “facilitando” la estafa.

La coordinadora “fue engañada”

La Fiscalía Anticorrupción concuerda con el juez Carretero, creen que Elena Collado fue “engañada” por Medina y Luceño, quienes son acusados por “ocultarle” los importes por “sus desmesuradas comisiones que inflaron el precio de los contratos” de compraventa que suscribió Collado por la compra de material sanitario, en lo peor de la pandemia, a la empresa malaya Leno.

El juez considera que Collado actuó “de buena fe” y que tenía la “imperiosa necesidad” de conseguir material sanitario al inicio de la pandemia por coronavirus. Para el magistrado, las condiciones de lo que considera como lo peor de la pandemia excusan a la coordinadora de ventas de no haber realizado exhaustivas averiguaciones, cuando asegura que no había un criterio prefijado del material que “oscilaba continuamente, llegando a ser muy alto”.

En su auto, el magistrado subraya que después de que Collado se percató de la estafa, con precios inflados y material de peor calidad que la acordada, llegó a advertirle a Luceño que acudiría con la Policía, logrando así la devolución del dinero abonado por los guantes recibidos.

Descartan los cargos contra Collado

Carretero concluye alegando que no cree factible que Collado haya incurrido en delitos de estafa o tráfico de influencias, pues no ve “el más mínimo indicio” que suponga que la responsable de ventas del Consistorio haya mostrado cooperación, complicidad o encubrimiento con los investigados, o que de plano recibiera dinero a cambio de ayudarles.

En cuanto a la petición de prevaricación administrativa, el juez considera que ve “algo más consistente”, pero indica que no halla una resolución arbitraria de su parte que vaya contrario a su función, salvo la firma de los contratos a nombre de la Funeraria, “que ni es una resolución ni es arbitraria”.

El delito de malversación de fondos también queda descartado al saberse que entre las funciones de Collado no se encontraba contratar a la empresa Leno, “ni mucho menos disponer de fondos públicos libremente”, una facultad inherente del consejo de la administración de la Funeraria, un departamento que al final sí contrató a la compañía malaya. @mundiario

Caso mascarillas: El juez rechaza imputar a la responsable de ventas de Madrid
Comentarios