Buscar

MUNDIARIO

Casado rompe con Vox y reinventa el PP moderado

A la buena definición de un partido liberal que hoy hemos escuchado, es necesario sumarle estrategias electorales, discursos sectoriales, iniciativas parlamentarias, dirigentes templados, etcéterta. En todo ello el PP deberá introducir cambios si quiere fortalecer la posición hoy esbozada.
Casado rompe con Vox y reinventa el PP moderado
Mensaje de Pablo Casado. / Mundiario
Mensaje de Pablo Casado. / Mundiario

José Luis Méndez Romeu

Pedagogo y columnista.

Pablo Casado ha pronunciado el mejor discurso de su vida y lo ha hecho para redefinir a su propio partido oponiéndose frontalmente al proyecto político de Vox. No ha perdido un instante en confrontar con el Gobierno pues se ha dirigido, personalizándolo al máximo, al dirigente de Vox, Santiago Abascal. Es más, dialécticamente ha reiterado con elegancia, una y otra vez, que Abascal sirve a los intereses del Gobierno y que ambos juegan a la polarización contra los intereses de los españoles.

Casado ha reinventado al PP, ocupando abiertamente la tradición del liberalismo español, dejando sin espacio a Ciudadanos y situándose como partido defensor de las libertades y la moderación frente al extremismo simplista de Vox. La réplica de Abascal, dolido, da idea del daño que ha hecho el discurso de Casado.

Aznar puede estar satisfecho. Tras meses defendiendo en solitario que el PP debería confrontar abiertamente con Vox, le han hecho caso. El mapa político español comienza a moverse en varias direcciones: limitando la influencia de Vox, como ocurre ya en otros países europeos, forzando a Ciudadanos a reintegrarse a los populares o bien a buscar una alianza táctica como ocurre en Navarra y sobre todo, centrando electoralmente al PP.

No todo son ventajas. La nueva posición política deja al descubierto a los gobiernos autonómicos de Andalucía, Madrid y Murcia, muy dependientes del apoyo de Vox aunque no forme parte de sus Ejecutivos. Sin duda se producirán tensiones aunque no sea posible una mayoría alternativa en ninguno de los casos. Es una oportunidad para que dichos Gobiernos eviten en su agenda política las posturas radicales de Vox que hasta ahora han asumido sin excesivos problemas.

Ahora bien, un discurso no cambia la realidad. A la buena definición de un partido liberal que hoy hemos escuchado, es necesario sumarle estrategias electorales, discursos sectoriales, iniciativas parlamentarias, dirigentes templados, etc. En todo ello el PP deberá introducir cambios si quiere fortalecer la posición hoy esbozada. En los próximos días veremos si es posible algún acercamiento desde el pragmatismo liberal al PSOE, desbloqueando los nombramientos pendientes o adoptando medidas de consenso para hacer frente a la pandemia.

La moción de censura, que había sido considerada casi unánimemente como inútil, se ha resuelto deparando claridad política y ruptura en el bloque de las derechas. Es un gran paso para normalizar la vida política. La claridad con la que Casado ha rechazado la política de polarización no debe quedar en un gesto ocasional, sino permitir desplegar iniciativas que busquen acuerdos transversales. Como él mismo ha dicho, hacer política útil para los ciudadanos. Pronto veremos si hay algo más que buenas intenciones. @mundiario